Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

ESTABILIDAD DEL COCHE

¿Hay que quitar el control de estabilidad cuando conducimos en carreteras nevadas?

El mal tiempo y especialmente las nevadas hacen que tengamos que tener mucho más cuidado al conducir un vehículo ya que la estabilidad del coche puede verse afectada.

Publicidad

Existen muchas dudas sobre qué hacer con el control de estabilidad cuando circulamos con nieve y, de hecho, es posible que en concesionarios y talleres nos digan información contraria. Es una discusión habitual que parece no tener fin.

Lo cierto es que la respuesta es sencilla, en los vehículos actuales con los controles de estabilidad tan avanzados y perfeccionados, es mejor dejarlo conectado. Debemos recordar que este sistema se ha instalado en los coches para, precisamente, ganar estabilidad en pavimentos de baja adherencia.

Coche en una carretera con hielo y nieve | Agencias

El control de estabilidad actúa automáticamente cuando las ruedas pierden la adherencia con el suelo. Si el sistema detecta que alguna de las ruedas no gira a la misma velocidad, independientemente del pavimento, el control de estabilidad corregirá la trayectoria.

En general, este sistema primero costará la potencia del motor y aplicará microfrenadas de forma independiente en las ruedas. Es importante no despistarse con el volante y seguir indicando la trayectoria incluso si notamos que deslizamos, ya que el coche seguirá circulando cuando el control de tracción recupere la adherencia. Si todo ha salido bien, el vehículo recuperará la trayectoria, incluso en muchos casos sin darnos cuenta de que ha actuado.

Publicidad