Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Un trámite erróneo que no tiene porqué amargarnos el día

Si has pagado dos veces una multa, esto te interesa: la DGT te explica cómo solucionarlo

Las multas no son plato de gusto para nadie, menos aún si por algún problema o por simple despiste, abonamos más dinero del que debemos en realidad.

Publicidad

Recibir una multa de tráfico no es algo que resulte agradable, aunque la realidad es que muchos conductores modifican su comportamiento y su actitud tras ser sancionados. No nos engañemos: que nos toquen el bolsillo duele, pero es efectivo a la hora de reeducar ciertos gestos al volante. Sin embargo, una cosa no quita a la otra: tampoco tenemos porqué pagar de más.

Y es que todas las multas de tráfico cuentan con la posibilidad del denominado como "pronto pago", que permite que los conductores ahorremos dinero si estamos de acuerdo con la sanción propuesta o si directamente decidimos no recurrir ni presentar alegaciones en los 20 primeros días naturales desde la recepción de la multa. Con esta medida los conductores pueden limitar el impacto económico de la multa.

Sin embargo, en ocasiones los infractores pueden cometer un error o despistarse a la hora de efectuar el pago, abonando una cantidad superior a la necesaria. ¿Qué sucede entonces? ¿La DGT se queda con ese dinero extra o te lo termina devolviendo? ¿Cómo debo tramitar la solicitud de devolución si me he equivocado al pagar una multa de tráfico?

La DGT te explica cómo reclamar el dinero de una multa

Las multas de tráfico se pueden abonar de diversas formas. Algunas de esas maneras no permiten errores, como es el caso de los pagos a través de la ventanilla del banco. Sin embargo, podemos abonar la multa con tarjeta, por teléfono o por internet, y cometer un error. El primer paso es no perder los nervios: la DGT da la opción de anular el pago durante las primeras 24 horas, de manera que, a través del portal de la DGT y tras identificarnos usando el sistema Cl@ve, en el apartado "consultas" nos saldrá la opción de anular el pago.

Si se ha pasado ese plazo inicial, podemos entonces iniciar un proceso de solicitud de devolución que, eso sí, será mucho más lento, ya que la DGT puede demorarse hasta 6 meses en la devolución. Para iniciar el trámite se debe rellenar el impreso de solicitud de devolución, adjuntando además toda la documentación necesaria, y presentarlo bien de manera presencial a través de una jefatura de Tráfico (no es necesario cita previa) o bien a través de la Sede Electrónica de la DGT.

Publicidad