Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Hacerlo correctamente resulta crucial

¿Haces bien los adelantamientos en doble sentido? La DGT te recuerda cómo debes realizarlos

Adelantar en doble sentido puede convertirse en una maniobra peligrosa, motivo por el que es necesario realizarlos correctamente.

Publicidad

Cuando circulamos por la carretera debemos extremar las precauciones ante cualquier imprevisto, velando así por nuestra seguridad y por la de otros usuarios de la vía. Sin embargo, hay que ser todavía más precavido en vías de doble sentido, donde realizar un adelantamiento correctamente es fundamental. Con esta premisa, la DGT quiere repasar contigo las claves para poder adelantar en doble sentido sin riesgo alguno.

Aunque bien es cierto que en la teoría resulta sumamente sencillo llevar a cabo un adelantamiento en estas circunstancias, lo cierto es que en la práctica la cosa cambia. No debemos olvidar que, a la hora de realizar un adelantamiento en doble sentido, estamos invadiendo el carril contrario, situación que de no manejar correctamente podría derivar en un accidente.

Así lo hace ver la Dirección General de Tráfico a través de sus redes sociales, medio por el cual quiere recordar los puntos claves de este adelantamiento que no resulta tan sencillo como podemos pensar. Lo primero y más importante es encontrarse en una zona en la que el adelantamiento esté permitido y contar con con la visibilidad suficiente como para hacerlo con seguridad.

Una vez que nos encontremos en dicha situación, el siguiente punto es comprobar por nuestro retrovisor derecho si ningún vehículo precedente tiene intención de adelantar. Después de comprobarlo deberemos indicar nuestra maniobra con el intermitente y realizarla en el menor tiempo posible sin aminorar la velocidad y sin sobrepasar la máxima permitida en la vía.

Una vez que el vehículo adelantado aparezca en el retrovisor derecho y contemos con la distancia de seguridad adecuada, volveremos a nuestro carril indicando de nuevo la maniobra con el intermitente y sin aminorar la velocidad de manera brusca o violenta.

¿Cuánto de riesgo hay en esta maniobra?

Aún así, debemos ser consciente de que la situación se puede torcer cuando no la realicemos adecuadamente. Es sumamente importante respetar siempre las señales de prohibido adelantar, de lo contrario podremos vernos envueltos en un posible accidente. Con esto, es necesario evitar adelantar en curvas cerradas o en cambios de rasante, donde la visibilidad respecto a lo que ocurre en el carril contrario es mínima.

Aunque contemos con el beneplácito de la señal para realizar el adelantamiento, debemos asegurarnos de que las condiciones son óptimas. Es necesario tener la visibilidad apropiada, evitar adelantar cuando otro vehículo lo esté haciendo y, sobre todo, contar con la distancia suficiente para hacerlo con seguridad.

En caso de que la situación se vuelva en nuestra contra, el vehículo al que estamos adelantando deberá, en la medida de lo posible, aminorar la velocidad y ceñirse al borde derecho, así como el vehículo que circula en el carril contrario. Si somos nosotros quienes estemos adelantando, deberemos completar la maniobra en el menor tiempo que podamos.

Publicidad