Centímetros Cúbicos » Noticias

HA REGISTRADO LA PATENTE

Más allá del iPhone: Apple diseña un parabrisas que se arregla solo

La empresa de Cupertino ha diseñado un sistema con el que el cristal comprueba su estado y pide una cita con el taller cuando es necesario.

Publicidad

Apple va más allá del mundo de la telefonía y la informática. Las investigaciones e innovaciones tecnológicas de la empresa de Cupertino abarcan más industrias y una de ellas es la del motor: para ella ha diseñado un parabrisas que se 'arregla' solo con el objetivo de repartir responsabilidades. A partir de ahora, el cuidado y la vigilancia del buen estado de la luna delantera será cosa de dos: conductor y coche.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 90% de la información que recibimos cuando conducimos llega a través de la vista. Razón por la que las autoridades insisten en la importancia de ver y ser visto, algo en lo que influye el estado del parabrisas de un vehículo. Con este punto de partida, Apple ha patentado un parabrisas inteligente que detecta cuando tiene alguna fisura y pide cita con el taller de confianza del conductor para ser reparado.

Para ello, dentro del cristal, han dispuesto una capa conductora que integra una red de receptores: el sistema envía pequeñas corrientes en dirección vertical y horizontal para comprobar el estado del parabrisas comparando la resistencia óhmica. De esta manera identifica las anomalías y se pone manos a la obra para solucionarlas. Es lo más parecido a un cristal que se arregla prácticamente solo.

Coches autónomos para todo

Para Apple esto sólo es el principio ya que la compañía californiana contempla el futuro de la industria del motor a través de coches autónomos que son capaces de ir al taller por sí solos… cuando el conductor no está usando el vehículo. Y es que en Cupertino tienen presente que cuando se habla de modelos inteligentes no se hace referencia únicamente a la conducción.

Aunque pasan desapercibidos porque toda la atención se la lleva esta última, los coches autónomos también incluyen estos detalles. No en vano, una de las mayores ventajas de esta tecnología y de las innovaciones técnicas que llegarán de su mano será la capacidad de los vehículos para detectar sus roturas y averías. No en vano, es algo que los modelos más modernos ya son capaces de hacer de una forma bastante más básica que la propuesta por Apple.

Publicidad