Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Cómo actuar en este caso?

La Guardia Civil avisa: así debes actuar ante un control de verificación

Los dispositivos de verificación se han multiplicado en nuestras carreteras con motivo del estado de alarma. La Guardia Civil te recuerda cómo actuar si te encuentras con uno en tu camino.

Publicidad

La Guardia Civil es uno de los cuerpos más reconocidos de nuestro país: su labor diaria es encomiable, trabajando los 365 días del año para y por nuestra seguridad en las carreteras de toda España. Con la entrada en funcionamiento del estado de alarma los desplazamientos se han reducido de manera notable, ya que sólo existen -de momento- unos pocos supuestos en los que podemos coger el coche.

Es ahí donde la Guardia Civil entra en juego: cada día se ponen en marcha cientos de puntos de verificación en las carreteras de nuestro país, cuyo único propósito es controlar el comportamiento de los conductores que se desplazan en coche, garantizando así el cumplimiento de las normas vigentes en este momento. La Guardia Civil, a través de su perfil de Twitter, ha recordado cómo debemos actuar en caso de encontrarnos con un dispositivo de verificación en nuestro camino. VER VÍDEO DE ARRIBA

 

Te puede interesar: ¿Puede la DGT embargarme la cuenta por una multa sin pagar durante el estado de alarma?

Las multas son una de las herramientas más potentes de las que dispone el Estado y las Administraciones para controlar el comportamiento de los conductores. Al fin y al cabo, a nadie le supone un plato de buen gusto el hecho de tener que abonar determinada cantidad de dinero como contrapartida por haber cometido una infracción en la carretera.

Las sanciones económicas son, además, una importante fuente de ingresos para las arcas públicas, aunque se supone que las sanciones de tráfico no tienen ningún afán recaudatorio. En cualquier caso, y como es lógico, el Estado cuenta con numerosos recursos para cobrarse las multas aunque éstas no sean abonadas de manera voluntaria por la persona que ha cometido la infracción, de manera que, en casos extremos, el Estado puede llegar a embargar los bienes (generalmente las cuentas corrientes) hasta satisfacer por completo la deuda contraída con la Administración.

Publicidad