Como ya hemos comentado alguna vez, la convivencia entre turismos, motocicletas y ciclistas no es fácil. En el caso de las motos y las bicicletas, suelen estar en desventaja en lo que a accidentes se refiere, porque están más expuestos a caídas y los golpes pueden tener unas consecuencias nefastas.

Hay una medida que los conductores pueden llevar a cabo, y que ya os contamos en otra ocasión, que ayuda a evitar los accidentes más comunes. La Guardia Civil de Tráfico, a través de Twitter, ha querido aclarar dicha medida.

Se trata de abrir el coche' a la holandesa', una medida que consiste en abrir la puerta del coche con el brazo opuesto a la puerta que queremos abrir. De esta forma, nos vemos obligados a girar más el tronco y el cuello y esto nos permite ver si viene alguien antes de abrir.

Detrás de Dutch Reach (ver vídeo debajo) está Michael Charney, un doctor estadounidense que decidió implicarse en esta causa tras la muerte de una ciclista de 27 años en Cambridge (Massachusetts, Estados Unidos) por chocar con la puerta de un coche. Fue él quien le puso este nombre a la técnica en 2016.

Aunque no se llame así en los Países Bajos, los holandeses llevan 50 años abriendo de esta forma las puertas de sus coches, técnica que aprenden desde pequeños los ciudadanos de ese país ya en los colegios.