Centímetros Cúbicos » Noticias

Los golpes de calor, uno de los mayores riesgos del verano

Golpe de calor en el coche: es posible, pero también evitable con estos tres consejos

La posibilidad de sufrir un golpe de calor durante la temporada estival se multiplica, aunque con algunos sencillos consejos se pueden reducir las posibilidades de sufrirlo.

Publicidad

La temporada estival es una de las más peligrosas al voalnte: el número de desplazamientos se multiplica, generalmente se viaja en familia y las horas al volante aumentan exponencialmente. Uno de los factores de riesgo más importantes es el hecho de que las altas temperaturas afectan a las facultades del conductor, un riesgo que también se hace evidente cuando el vehículo está estacionado con nosotros dentro.

Y es que la exposición al sol hace que la temperatura en el interior del coche aumente a pasos agigantados, algo que se puede dar, incluso, con el coche en movimiento. Si tienes miedo de sufrir un golpe de calor en el coche, sigue estos consejos y evitarás riesgos innecesarios:

1. Estaciona a la sombra

Estacionar a la sombra es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer cuando el habitáculo de tu coche se ha sobrecalentado. Si puedes meter el coche en algún parking subterráneo, mejor que mejor. No vale sólo con eso: ventila lo antes y lo mejor posible el interior del coche. Abre todas las puertas, incluido el portón del maletero en caso de que comunique con el habitáculo. Si no es posible, baja todas las ventanillas.

2. Mantén el aire acondicionado siempre puesto

El aire acondicionado es un elemento de comodidad innegable, pero también lo es de seguridad: mantener una temperatura adecuada en el interior del coche es un hecho importantísimo que favorecerá que el cuerpo pueda mantener correctamente la atención en la conducción. Si tu coche no tiene aire acondicionado, debes mantener una correcta ventilación interior.

En ese caso, deberás parar cada cierto tiempo para que la temperatura no te pase factura. Descansa periódicamente y lleva ropa holgada que transpire.

3. Correcta hidratación

Una correcta hidratación te evitará más de un susto. Lleva líquidos para reponer sales minerales y evitar que tu nivel de hidratación baje, algo que conseguirás bebiendo líquidos con frecuencia. Procura que sean bebidas frías, pero si no puedes refrigerar las bebidas, puedes probar a esconder las botellas y las latas en los pies del copiloto, donde recibirán aire frío proveniente del aire acondicionado.

Publicidad