Millones de vehículos se quedaron, durante el estado de alarma, sin poder renovar la vigencia de sus inspecciones técnicas, provocando un pequeño caos que la administración central resolvió prorrogando su vigencia durante un tiempo determinado a fin de no limitar los desplazamientos privados en un periodo tan excepcional como el estado de alarma más largo de la historia de la democracia.

Finalizado el mencionado estado de alarma, millones de vehículos se apresuraron a actualizar sus inspecciones, algo que ha ocasionado un absoluto caos en la inmensa mayoría de estaciones de ITV, que han visto como sus listas de espera crecían y crecían cada día hasta superar en algunos casos los dos meses. Para intentar reducir las listas de espera, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes una nueva prórroga. VER VÍDEO

La prórroga entrará en vigor en el momento en el que la inspección caduque, lo que significa que un vehículo cuya ITV caducó el pasado 25 de junio tendrá hasta el 25 de septiembre para renovarla, pudiendo esperar hasta el 30 de noviembre en caso de que la ITV caduque el 31 de agosto. Durante el periodo de prórroga, la circulación de éstos vehículos con ITV caducada seguirá siendo legal, de manera que no podrán ser multados por este motivo.