Centímetros Cúbicos » Noticias

Solo tienen datos del 17,4% de los vehículos

El gobierno catalán reconoce la falta de datos sobre emisiones en motocicletas para aplicar un impuesto sobre CO2

El Govern ha aprobado este martes la memoria preliminar para cambiar el impuesto sobre CO2, pero explica que habrá que buscar fórmulas para grabar a las motocicletas de las que se desconocen sus emisiones.

Motorista en ciudad

Antena 3 Motorista en ciudad

Publicidad

El gobierno catalán carece de datos para cobrar un impuesto a las motocicletas por sus emisiones de dióxido de carbono, ya que desconoce cuánto CO2 emiten el 82,6 % de las motos que circulan por Cataluña.

El Govern ha aprobado este martes la memoria preliminar para introducir cambios en el impuesto sobre la emisiones de CO2 de los vehículos de tracción mecánica, y en esta memoria reconoce ese problema de falta de datos. En concreto, admite que solo el 17,4 % de las motocicletas que circulan por Cataluña disponen de datos oficiales de emisiones de CO2, entre las cuales se incluyen principalmente las fabricadas a partir del 2008, aclara.

"En la memoria preliminar se subraya la necesidad de establecer un método que determine las emisiones de dióxido de carbono para el 82,6 % restante", y más teniendo en cuenta que de acuerdo con la ley de modificación de ese impuesto catalán aprobada en 2019, "este tipo de vehículos -las motos- meritará el impuesto a 31 de diciembre de este 2020". Fuentes del departamento de Economía han asegurado a Efe que, en el caso de los coches y las furgonetas, se recurrió al Barcelona Supercomputing Center para determinar con una fórmula las emisiones de CO2 de aquellos vehículos de los cuales no se tenían datos, y añaden que en el caso de las motos también se buscará algún método para calcular las emisiones de CO2.

El nuevo impuesto, a partir de 2021

El impuesto se debería liquidar a partir de mayo de 2021 en el caso de los turismos y las furgonetas. En cuanto a las motocicletas, estableció el objetivo de tener listo el padrón definitivo en febrero de 2022, ya que las motocicletas devengan este impuesto desde el 31 de diciembre de este año, todo ello para aspirar a empezar a cobrar el impuesto a las motos a partir de abril de 2022.

El pasado octubre el Govern calculó que podría ingresar unos 150 millones al año con el impuesto a las emisiones de CO2 de los vehículos, que debía afectar a unos 3,6 millones de turismos y furgonetas y a unas 500.000 motos. El pasado 20 de abril el conseller de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, aseguró en el Parlamento catalán que el impuesto al CO2 correspondiente a 2020 se rebajaría de manera proporcional a la duración del estado de alarma.

Publicidad