La desescalada ya se ha completado, el estado de alarma ya es historia y el verano se ha instalado trayendo consigo vacaciones y buen tiempo. Todo un cúmulo de circunstancias que animan a la población a coger el coche y salir de viaje, multiplicando así el número de desplazamientos por carretera y, por tanto, las probabilidades de siniestros viales.

Por eso la DGT ha puesto en marcha un operativo de vigilancia especialmente intenso, con todos sus recursos a punto: desde drones hasta helicópteros, pasando por las ya famosas furgonetas camufladas que la DGT ha puesto en funcionamiento en las últimas semanas y que servirán para controlar el comportamiento de los conductores respecto al uso del cinturón de seguridad y del teléfono móvil al volante. Sin embargo, ni los coches camuflados ni las furgonetas estarán solas: si quieres saber cómo es el camión de tráfico de la DGT. VER VÍDEO.

Te puede interesar... El cambio en el funcionamiento de los radares al que deberías prestar atención

Los radares son uno de los elementos más conocidos de la carretera: todos los conductores conocen su existencia y su efectividad a la hora de "chivar" a las autoridades nuestros excesos de velocidad. En los últimos años, además, su tecnología ha avanzado de manera notable, siendo cada vez más compactos, más precisos y más completos a la hora de determinar nuestro comportamiento al volante.