Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El nuevo vehículo camuflado de la DGT

Furgonetas blancas: el nuevo arma de la DGT para controlar conductores

La DGT comienza a utilizar sus nuevas herramientas de control, en esta ocasión, vehículos camuflados con los que sorprender a los infractores al volante.

Publicidad

El uso de herramientas "camufladas" u ocultas por parte de la Dirección General de Tráfico no es nuevo, ya que se trata de uno de los métodos de control más efectivos. Con éste tipo de medidas, los conductores siguen actuando como lo harían normalmente, sin que la presencia de las autoridades le cohiba o le fuerce a modificar su comportamiento, lo que puede dar lugar a interpretaciones erróneas por parte de los agentes.

Seguro que has conocido a algún conductor -o incluso tú mismo lo has hecho- que, tras detectar la presencia de un agente o de una patrulla de Tráfico, automáticamente se coloca correctamente en el asiento, afloja la presión sobre el pedal del acelerador o intenta mantener una postura de conducción que aparentemente parece más "formal". Con los vehículos camuflados esto, evidentemente, no llega a suceder.

Llegan las furgonetas blancas de la DGT

Así es: llegan unos nuevos vehículos camuflados de la DGT, que en este caso van a ser ni más ni menos que furgonetas blancas, de manera similar a las furgonetas de reparto que todos nos cruzamos a diario por las carreteras de todo el país. Es precisamente por eso por lo que se ha escogido este tipo de vehículo, ya que pasan completamente desapercibidas y permiten una detección de infracciones mucho más eficaz.

Estos vehículos no se utilizarán para perseguir infracciones de velocidad, ya que para ello la DGT ya tiene a su disposición otro tipo de vehículos más efectivos, sino que, al igual que las furgonetas de color azul y negro que ya conocemos, se usarán para combatir la que sin duda es una de las mayores lacras que vemos en las carreteras, la de las distracciones al volante.

De esta manera, varios agentes viajarán en cada furgoneta que, al contar con un habitáculo colocado más alto que la media de los turismos que circulan por las carreteras, permitirá que éstos tengan una mayor visión de los interiores de otros vehículos. Además del uso del teléfono móvil o de otros elementos digitales como los sistemas de infoentretenimiento del coche, los agentes utilizarán estas furgonetas de color blanco también para perseguir otras actitudes peligrosas como la circulación sin el uso del cinturón de seguridad o el mal posicionamiento en el habitáculo.

Publicidad