Ford ya había anunciado hace tiempo que los actuales S-Max y Galaxy no tendrían sustitutos directos pero esto no ha provocado un abandono rotundo de los vehículos sino que se seguirá sacando partido a los modelos actuales. Prueba de esto es la gama 2020 que acaba de ser presentada.

Ford S-Max | Ford

Para el Galaxy la mayor novedad está en la llegada del nivel de terminación Vignale que le dota de un mayor lujo y cuidado por el detalle. Posee muchos elementos cromados en su exterior, llantas de aleación de diseño exclusivo y paragolpes completamente renovados. En el interior hay materiales más cuidados, mejor aislamiento y en general una atmósfera más refinada.

Ford Galaxy | Ford

Tanto el Galaxy como el S-Max tendrán otras mejoras generales. Por ejemplo los niveles de terminación Trend y Titanium añaden nuevos asientos más envolventes y confortables. También se añaden nuevas llantas de aleación y un punto Wi-Fi que permite sacar el máximo partido al sistema Ford Pass que puede controlar varias funciones del vehículo desde el móvil.

Ford Galaxy | Ford

La oferta de motores anunciada para la nueva gama de estos MPVs está formada por un único bloque diésel 2.0 EcoBlue que se comercializará en variantes con 150, 190 y 240 CV. Según la opción elegida podrán tener cambio manual de seis velocidades o automático de ocho, y tracción sencilla al eje delantero o total a las cuatro ruedas.

Ford S-Max | Ford