Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Novedades en el SUV

Ford Puma para todos los gustos: ahora es más diésel y más automático

Tras su llegada en otoño de 2019, el modelo de la marca estadounidense amplía su gama de motores para responder a la demanda de todos los conductores. No es la única novedad que estrena este SUV.

Publicidad

Ford aterrizó en el segmento B de los SUV con un nombre conocido y un planteamiento completamente nuevo. Y es que además del nombre, poco queda en este modelo de aquel Ford Puma. Varios meses después de arrancar su comercialización, la marca del óvalo ha decidido ampliar las miras de este pequeño todocamino para intentar satisfacer al mayor número posible de conductores. El Ford Puma es, ahora, más diésel y más automático.

Ford Puma
Ford Puma | Ford

Llegó a los concesionarios españoles en la recta final de 2019 y lo hizo con un motor 1.0 EcoBoost de 125 CV, que no estaba solo. Le acompañaban las versiones microhíbridas de 48V con dos niveles de potencia: 125 y 155 CV. El Ford Puma era el primer modelo de Ford que se impulsaba con este sistema de hibridación. Tras este planteamiento inicial y para hacer más amena la espera del Ford Puma ST, que se incorporará a finales de 2020 con cifras que, parece, girarán en torno a los 200 CV, la marca del óvalo ha decidido ampliar la oferta mecánica de su SUV del segmento B.

Un viejo conocido

Lo ha hecho equipando al Puma con un motor diésel pensando en un volumen de kilómetros considerable; no en vano, según el Ciclo WLTP, el consumo medio es de 4,5 l / 100 km convirtiéndose, así, en la variante de menor consumo de la gama. El bloque no es nuevo porque ya lo hemos visto en el Ford Fiesta o Ford Focus. Hablamos, efectivamente, del EcoBlue 1.5 con una potencia de 120 CV, que estará combinado con una transmisión manual de seis velocidades.

Ford Puma
Ford Puma | Ford

Sin embargo esta no es la única novedad para el Ford Puma. El otro retoque tiene que ver con la motorización de gasolina que, a partir de ahora, ofrecerá la posibilidad de contar con una caja de cambios automática de siete velocidades. Para esta transmisión de doble embrague, Ford ha puesto especial énfasis en el tamaño y en el peso, reduciéndolos todo lo posible para no jugar en contra del consumo y de las emisiones del Puma.

Publicidad