La americana Ford sigue ofreciendo detalles acerca de su fascinante proyecto de expansión y renovación europeo, que trae consigo nuevos lanzamientos de la talla del Ford Explorer, así como una nueva generación del Ford Kuga, que se fabricará en la planta española de Almusafes, en Valencia. Ahora, completando así el círculo de SUV, Ford nos presenta el Ford Puma, un SUV muy compacto con un claro enfoque urbano.

La denominación Puma es ya conocida en Ford. Se utilizó a finales de los años 90en un pequeño coupé deportivo derivado del Ford Fiesta, un modelo que destacaba sobre todo por una puesta a punto dinámica muy conseguida, que recabó halagos por todo el mundo. Ahora los jóvenes, según Ford, buscan otra clase de coche, creando para ellos un pequeño SUV de corte urbano y dinámico.

Poco se sabe a nivel estético del Ford Puma más allá de que será un SUV muy compacto, con un planteamiento fundamentalmente urbano, luchando por tanto con modelos como el VW T-Cross o el SEAT Arona. No obstante, seguirá las líneas de diseño vistas en las últimas creaciones de la marca, con una carrocería compacta pero muy musculosa.

A nivel técnico el Ford Puma será muy interesante, equipando una motorización microhíbrida con 155 CV extraídos de un motor Ecoboost y un sistema eléctrico de 48V, con el que reducirá consumos y emisiones mientras que, de forma simultánea, se sitúa como uno de los SUV compactos más prestacionales del mercado. Lo conoceremos de forma definitiva a finales de 2019.