Cuando Ford anunció el regreso del Puma hizo borrón y cuenta nueva. Aquel icónico coupé deportivo de los años 90 daba paso a un SUV compacto construido sobre la base del Ford Fiesta cuyo objetivo es en público joven. Lo cierto es que teniendo en cuenta las tendencias actuales del mundo del motor, lo tiene todo para triunfar y más aún si tenemos en cuenta cómo se va a reforzar la gama del Ford Puma: llega la versión ST.

El Ford Puma ha sido uno de los lanzamientos más importantes de la marca americana. Este SUV urbano de pequeño tamaño pretende conquistar una parcela de terreno en uno de los segmentos con más competencia. Para conseguirlo, Ford ha decidido dotarle de una polivalencia que se mezcla con deportividad en diferentes niveles. De este planteamiento nace la versión deportiva de alto rendimiento: el Ford Puma ST.

Elementos de diseño específicos

Llegará a lo largo de 2020, más bien a finales de año, y lo hará con varios componentes determinados que estarán centrados, sobre todo, en la parte aerodinámica y deportiva. De esta manera, la parte delantera del Ford Puma ST contará con un paragolpes específico y una serie de inserciones de color negro en los bordes de la parrilla, en los pilotos, en los faros y en los retrovisores; estos elementos nos los encontraremos también en el spoiler trasero. Hablando de la zaga, no pasa desapercibida la doble salida de escape cromada. En el perfil del Puma ST reconoceremos unos faldones laterales, unas nuevas llantas de aleación y unos discos de freno de mayor tamaño.

Ford Puma | Ford

El motor del Fiesta ST

En cuanto al interior, todo apunta que el Ford Puma ST contará con asientos y volante de carácter deportivo que estarán aderezados con un pespunte de color blanco para contrastar. El resto del habitáculo seguirá la misma línea que el Puma e, incluso, habrá parte que permanezcan intactas como, por ejemplo, la pantalla de la instrumentación digital o la del sistema de infoentretenimiento.

¿Qué podemos encontrarnos debajo del capó del Ford Puma ST? Todas las apuestan dan por hecho que compartirá motor con el Ford Fiesta ST. Por lo tanto, debería estar equipado con un motor turboalimentado de gasolina 1.5 EcoBoost, con tres cilindros, que cuenta con una potencia de 200 CV y 290 Nm de par. Estará asociado a una caja manual de seis velocidades y tendrá tracción delantera. Además, todo apunta a que podría incorporar ajustes propios para la dirección y las suspensiones, entre otros.