Que el Ford Mustang es toda una institución en el mundo del motor es algo que nadie se atreve ya a discutir. Y es que el muscle car por excelencia lleva décadas haciendo las delicias de los usuarios más exigentes, amantes del poder mecánico de los motores americanos, que con el paso del tiempo han evolucionado hacia un enfoque aún más prestacional y dinámico.

Ahora, dentro de la gama de la primera generación de Ford Mustang que se puede comprar oficialmente en Europa, Ford ha introducido el Ford Mustang High Performance Package, una versión con un toque deportivo construida sobre la versión con el motor de acceso a la gama, que, recordemos, es un bloque 2.3 Ecoboost de cuatro cilindros.

Ford Mustang High Performance Package | Ford

Estéticamente, el Ford Mustang High Performance Package se distingue de sus hermanos por unas nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas, por un color específico para esta versión y por otros detalles como la pintura de las cúpulas de los espejos retrovisores. En el interior los cambios son menores, siendo el más llamativo una placa metálica que hace referencia al número de serie de nuestro vehículo.

En el plano mecánico las modificaciones son abundantes, ya que el Ford Mustang High Performance Package incluye, por ejemplo, una suspensión más rígida, un nuevo diferencial autoblocante con un tarado muy agresivo, un sistema de frenos sobredimensionado con pinzas fijas firmadas por Brembo o un sistema de escape mucho más sonoro a través del cual el motor 2.3 puede respirar mejor, ofreciendo 30 CV más para situarse en 320 CV.