la pick-up de los de Detroit debuta en el Infierno Verde.

la pick-up de los de Detroit debuta en el Infierno Verde.

La Ford F-150 Raptor se presenta en Nordschleife completamente de lado

Vaughn Gittin Jr., piloto Ford en el campeonato Formula DRIFT, ha demostrado la capacidad de la F-150 Raptor para derrapar sobre el asfalto de Nordschleife

Ford F-150 Raptor
Ford F-150 Raptor | Ford

Se puede ir más rápido, pero no más de lado. Ese puede ser sin duda el mejor eslogan para un piloto de drifting, posiblemente una de las disciplinas más desconocidas por el publico en general debido en gran parte a que rompe con todo lo establecido por la filosofía de las carreras de coches. Velocidad, ángulo, longitud del derrape o la distancia con los elementos del circuito, son algunos de los datos que se tienen en cuenta para poder determinar quién es el ganador de cada duelo sin necesidad de recurrir a unos jueces que elijan subjetivamente.

Una de las grandes estrellas norteamericanas es precisamente Vaughn Gittin Jr, piloto que compite en la actualidad en el campeonato Formula DRIFT y que además es junto a Ken Block, uno de los embajadores de Ford Performance. El estadounidense viajó hace sólo unos días a Europa con el objetivo de poder derrapar con Ford Mustang RTR (‘Rule the Road’, siglas de la empresa de preparación que tiene en propiedad), sin embargo, la caprichosa meteorología de las montañas de Eifel hicieron que se alteraran los planes de Gittin Jr.

 



La lluvia que caía copiosamente sobre el Infierno Verde le llevaría al equipo de grabación a tomar la decisión de retrasar el rodaje con el espectacular Mustang RTR de tracción trasera y 900 CV de potencia. En su lugar, Vaughn no dudaría en matar el tiempo libre con algo prácticamente igual de espectacular: una vuelta con el nuevo Ford F-150 Raptor equipado con neumáticos todoterreno y sobre el jabonoso asfalto de Nordschleife.

El resultado no puede ser más espectacular. El peso de la pick-up permite a Gittin Jr. realizar largos derrapes al volante del vehículo 4x4 de los de Detroit, llegando incluso a coquetear con los límites del asfalto y regresar a un medio para el que fue creado, la grava. Desde luego, el motor V6 biturbo de 3.5 litros y más de 450 CV de potencia se comporta con suficiente brío como darnos un espectáculo a la altura del Fórmula DRIFT. No será la última vez que veamos a la F-150 Raptor sobre el asfalto de un circuito. En Australia, Ford Performance anunciaba la pasada semana que será el vehículo de rescate del principal campeonato del país, los anteriormente conocidos como V8 Supercars.

Iván Fernández | Madrid | 30/04/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.