Antes de que termine el año deberían estar en los concesionarios europeos los nuevos Ford Explorer Hybrid Plug-In. Es un automóvil de grandes dimensiones que no tiene un rival directo en marcas generalistas, debiendo poner los ojos en otros SUVS grandes de firmas premium como los Volvo XC90 o BMW X5.

Ford Explorer | Ford

El Explorer Hybrid Plug-In combina un motor de gasolina con seis cilindros y 350 CV con otro eléctrico de 100 CV para conseguir una potencia total de 450 CV. El conjunto se asocia a una transmisión automática con diez velocidades y al sistema de tracción total a las cuatro ruedas con funcionamiento inteligente.

Ford Explorer | Ford

La batería de iones de litio que equipa tiene una capacidad de 13,1 kWh y con ella se garantiza una autonomía superior a los 40 km aunque el dato todavía no es definitivo. Según la información de Ford, el consumo medio se queda en los 3,1 L/100, con unas emisiones de 71 g/km de CO2.

Ford Explorer | Ford

En Europa se comercializarán con los niveles de acabado Titanium y ST-Line, ambos muy completos. Entre otras cosas podrán tener navegador, asientos eléctricos y térmicos, techo solar, portón automático, alerta de objetos en ángulo muerto, control de crucero adaptativo, asistente en atascos, etc.

Ford Explorer | Ford