Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PODRÍA VOLVER A FABRICARSE

El final del Lamborghini Aventador puede retrasarse… por culpa de un incendio

Las últimas unidades del Lamborghini Aventador pueden haber sido pasto de las llamas.

Lamborghini Aventador Ultimae LP780-4

Lamborghini Lamborghini Aventador Ultimae LP780-4

Publicidad

El Lamborghini Aventador es uno de los superdeportivos más aclamados de todos los tiempos. Sin embargo, sus once años en el mercado se le empiezan a hacer cuesta arriba, y la firma italiana ya tiene todo preparado para decirle adiós. Tal es la situación, que Lamborghini lanzó el Aventador Ultimae para anunciar su punto y final, pero el incendio en un carguero que transportaba, entre otros coches, las últimas unidades del Aventador puede provocar que vuelva a producirse.

Y es que aunque las rotativas del niño mimado de los de San´tAgata Bolognese hayan parado, la marca podría verse en la obligación de activarlas para suplir a los vehículos supuestamente calcinados. Concretamente, este barco que transportaba no solo Lamborghini, sino también vehículos de otras filiales del Grupo Volkswagen, ha ardido en mitad del Atlántico, aunque sigue a flote.

De momento, y tal y como ha declarado Andrea Baldi, CEO de Lamborghini América, están a la espera de recibir el informe oficial sobre lo sucedido para determinar los daños. No obstante, la firma italiana ya ha enviado el comunicado sobre lo sucedido a sus concesionarios y estos se lo han hecho saber a aquellos clientes que estaban esperando un Urus, un Huracán o un Aventador Ultimae.

Lamborghini no pierde la esperanza, pero aún así se pone en la peor situación. Y es que, en caso de que los Aventador que viajaban en el barco rumbo América hayan sufrido muchos daños o estén completamente destruidos, se volverá a abrir la línea de producción para re-fabricarlos y enviarlos a sus dueños.

Resulta difícil sustituir de otra manera a un superdeportivo de 780 CV por cortesía de un V12 atmosférico, y más en su última edición especial que, de una manera u otra, seguramente se revalorice con el paso del tiempo. No obstante, también hay otra opción sobre la mesa de momento ni confirmada ni desmentida por Lamborghini.

Y es que, con el sucesor del Aventador a la vuelta de la esquina, la marca podría ofrecer en lugar de una nueva unidad la posibilidad a aquellos clientes afectados de ser uno de los primeros en hacerse con el nuevo superdeportivo. Además, hay que tener en cuenta que este accidente, cuyos costes ascienden hasta los 135 millones de euros, también afectan a los más de 1.000 Porsche que viajaban en el carguero y a los casi 200 Bentley que pueden haber corrido la misma suerte.

Publicidad