Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

PUEDE CONLLEVAR GRAVES CONSECUENCIAS

La fatal y peligrosa postura en el coche que le puede salir muy cara al copiloto

Por nuestra seguridad debemos llevar siempre una buena postura en el coche.

Publicidad

Siempre enfocamos la seguridad en el coche hacia el conductor, puesto que es el principal responsable de que todo suceda como es debido. Sin embargo, el resto de pasajeros también tienen responsabilidad sobre ellos mismos a la hora de desplazarse en coche, tales como adaptar una postura correcta. De lo contrario, pueden sufrir graves lesiones, especialmente si el copiloto viaja con los pies sobre el salpicadero.

Y es que, al igual que resulta muy importante llevar el cinturón de seguridad correctamente abrochado, también lo es sentarnos adecuadamente. Con esto podemos reducir considerablemente las lesiones en caso de accidente, pero es necesario que todos los pasajeros adopten una actitud responsable.

Pese a que existen otras formas de ir sentado inadecuadamente, llevar los pies sobre el salpicadero es una de las mayores imprudencias que podemos cometer. Primero porque no hace falta que se produzca un accidente para padecer graves daños, solo es necesario una frenada de emergencia para sufrir lesiones.

Esto se debe a que, al pasar bruscamente de una velocidad considerable a prácticamente cero, experimentamos una fuerte deceleración. Si nos encontramos correctamente sentados y con el cinturón de seguridad abrochado, lo más probable es que se quede en vaivén algo violento; de lo contrario, y más llevando los pies en el salpicadero, podemos experimentar lo que se conoce como efecto submarino.

Esto provoca que nos deslicemos por debajo de la banda abdominal, tanto al llevar los pies de dicha manera como no tener colocado el cinturón de seguridad adecuadamente. Esto puede generar importantes lesiones en la zona baja de la espalda, piernas y rodillas, aunque los problemas que puede acarrear llevar los pies sobre el salpicadero no terminan aquí.

Si sufrimos un accidente sentados de esa manera tan peligrosa y salta el airbag, las consecuencias pueden ser fatales. En lugar de proteger nuestro cuerpo, la eyección del airbag puede causarnos graves problemas en las piernas, generando fracturas y daños que pueden requerir una intervención quirúrgica.

Te puede interesar... 5 claves para evitar el temido 'efecto submarino'

Publicidad