Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿SON NUESTROS COCHES UN NIDO DE BACTERIAS?

El estudio que no gustará a los más limpios: tu coche está mucho más sucio de lo que crees

La limpieza de nuestros coches puede ser mucho más importante de lo que muchos usuarios piensan.

Publicidad

Seguro que muchos de los que nos leéis sois amantes del automovilismo y gustáis de llevar vuestros coches lo más limpios y cuidados posible. Otros muchos, también de manera lógica, utilizáis vuestros coches únicamente como una herramienta con la que ir del punto A al punto B de manera rápida, cómoda y segura, manteniéndolo en buen estado pero sin obsesionarse demasiado. En cualquier caso, nuestros coches se utilizan de manera habitual y, en cada uso, se tocan y manipulan numerosos elementos de cuantos lo componen.

Con la llegada de la pandemia de COVID-19 a nuestras vidas, muchos ciudadanos han tomado conciencia de la necesidad e importancia de contar con un buen nivel de limpieza en nuestro día a día, un nivel de limpieza que también puede aplicarse a nuestros coches. Al fin y al cabo, cada vez que nos subimos a nuestro coche manipulamos las manetas de las puertas, el asiento, el volante, el cinturón de seguridad y la palanca de cambios...como mínimo.

Lamentablemente no siempre podemos hacerlo con las manos recién limpias y aseadas, lo que hace que las bacterias se acumulen en el interior del vehículo, tal y como ha desvelado un estudio elaborado por investigadores de la Facultad de Biociencias de la Universidad de Aston, que analizaron el interior de 5 coches tras tomar muestras también en el interior de 2 inodoros. ¿Los resultados? Llamativos, cuanto menos.

Tu coche puede tener más bacterias que un inodoro

Y es que efectivamente, los investigadores descubrieron que el interior de nuestros coches puede ser un lugar más sucio en términos bacteriológicos, incluso, que un inodoro. Como primer dato: todos los coches, los cinco analizados, contenían en su interior bacterias fecales, siendo el maletero el lugar donde más concentración de estas bacterias se ha encontrado. La causa de esta afirmación, según los investigadores, es que el maletero es el lugar en el que solemos depositar más elementos "externos" al vehículo, tales como abrigos, compras, bolsas y objetos.

Por otro lado, se han encontrado bacterias fecales en otros elementos del interior de nuestros coches como, por ejemplo, el pomo de la palanca de cambios, los asientos (especialmente el del conductor) o el propio salpicadero. Sorprendentemente uno de los lugares más limpios del interior es ahora el volante, un dato que los investigadores achacan al uso intensivo de geles hidroalcohólicos en los últimos años, un elemento que desinfecta de manera muy eficaz nuestras manos.

En cualquier casos, pese a que los resultados pueden llegar a ser llamativos para muchas personas, desde la universidad se apunta a que no hace falta alarmarse ya que los niveles de bacterias no son lo suficientemente altos como para provocar problemas de salud a personas con un sistema inmunológico en buen estado.

También te puede interesar: Los daños que el exceso de limpieza puede provocar en el interior de tu coche

Publicidad