Una cámara de seguridad registró lo ocurrió en una gasolinera de Rusia. Un cliente dejó su coche repostando y se fue apagar. Al volver, el conductor se despistó y no cayó en la cuenta de que la manguera permanecía conectada al turismo.

Sin pensárselo dos veces, arrancó su coche y circuló varios metros con la manguera en el depósito. Cuando se quiso dar cuenta de lo sucedido ya era demasiado tarde. En este vídeo, te mostramos lo que nunca debes hacer si vas a repostar a un surtidor.