Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

El precio de esta reproducción a 1:8 superaría los 17.000 dólares

Este Rolls-Royce Cullinan a escala seguramente es más caro que tu coche

Para muchos no tendrá sentido el comprarse una maqueta estática que alcanza el precio de un turismo convencional.

Publicidad

La firma Rolls-Royce siempre ha estado relacionada con el lujo, la exclusividad y la fortuna, esto último hace referencia obviamente a lo que costaría hacerte con uno de los modelos de la firma británica. Sus vehículos, marcados por la elegancia y el confort han sido el transporte de algunas de las grandes personalidades del mundo y aunque la versión del Rolls-Royce Cullinan que os traemos desde hoy no serviría para viajar cómodamente en la fila de asientos trasera, su precio podemos decir que también respeta el escalado de sus dimensiones.

Rolls-Royce puede presumir de que su SUV tiene su propio modelo a escala, y que este además es posiblemente uno de los más caros que puedas comprar. Con unas dimensiones de 1:8, la maqueta del Cullinan alcanzará un precio prohibitivo, en torno a los 17.000 dólares según algunas informaciones, lo que para hacernos a la idea podría ser dinero suficiente como para comprar un utilitario nuevo o incluso para adquirir a la vez dos coches. Todo ello para una maqueta que sí, está muy detallada, pero que no dejará de ser un elemento decorativo para la oficina o tu majestuosa casa.

¿Por qué este precio para lo que no deja de ser un juguete muy caro? La respuesta es clara, ha sido prácticamente realizada al completo de forma artesanal, comenzando por la pintura de la carrocería, la cual ha sido completamente realizada a mano por especialistas. El grado de detalle es máximo, tanto dentro como fuera, por lo que no es de extrañar que al abrir el capó podamos ver una réplica visualmente exacta del motor V12 bi-turbo de 6.75 litros que emplea el modelo real, mientras que, tras las puertas, el interior del habitáculo incluso imita el tapizado del Rolls-Royce Cullinan.

No te preocupes, porque al abrir las puertas no verás esas antiestéticas bisagras que se suelen emplear en las reducciones más baratas, aquí se ha optado por replicar lo mejor posible el modelo real, por lo que no es de extrañar que además de la iluminación de los faros que se puede controlar de forma remota, también vemos detalles como la luz del umbral de las puertas que se enciende. Obviamente, esta maqueta está destinada no solo a personas muy acaudaladas, sino también a aquellos que buscan tener una copia exacta a escala de su vehículo. ¿Merece la pena? Eso ya depende de cada uno.

Publicidad