Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

CONSEJO

Por este motivo tu coche 'anda' menos los días de verano que hace mucho calor

Uno de los muchos días calurosos de verano, especialmente en las peligrosas olas de calor, podrás notar que tu coche se resiente y no circula como de costumbre.

Publicidad

Uno de los muchos días calurosos de verano, especialmente en las peligrosas olas de calor, podrás notar que tu coche se resiente y no circula como de costumbre. Podría parecer que ha perdido algo de potencia y, en realidad, lo hace. Muchos de los sistemas de un coche se ven afectados por las altas temperaturas y cambian su funcionamiento, en la mayoría de los casos a peor.

En una ola de calor, por encima de los 35 grados, tu coche puede perder entre 5 y 15 caballos de potencia, dependiendo del tipo de motor y turbo. También aumenta el consumo de combustible y todo tiene una explicación: el aire caliente que entra al motor. Los motores de combustión con turbo o compresor, sean diesel o gasolina, deben introducir aire en los cilindros para quemar el combustible.

Se dice que respiramos oxígeno y es verdad que lo necesitamos para vivir, pero en realidad nuestra atmósfera es en un 78% nitrógeno, por lo que en realidad respiramos mayormente nitrógeno con un porcentaje de oxígeno (20%). Un motor de combustión también funciona mejor cuanto mayor sea la concentración de oxígeno en el aire pero, cuanto más caliente está el mismo, menos concentración de oxígeno tiene. Por tanto, cuanto más caluroso esté el día menos porcentaje de oxígeno entra en los cilindros, la mezcla no se queme con tanta facilidad y el motor pierde potencia.

Pero no son los únicos sistemas del coche afectados por el calor, también sufren más otros como el sistema de refrigeración del motor o el sistema de aire acondicionado, que suele afectar a la potencia del motor entre los 2 y 6 caballos de potencia.

Publicidad