Centímetros Cúbicos » Noticias

La DGT pretende que estén en vigor a lo largo de este 2021

Estas son las normas que cambiarán y que debes saber cuándo adelantes a un ciclista

Con la intención de mejorar la seguridad vial para ciclistas y conductores, Tráfico planea revisar las normas esenciales a la hora de adelantar en carretera.

Publicidad

Se trata seguramente de una de las maniobras más peligrosas que debamos acometer en nuestro día a día, tanto desde el prisma del conductor, como en la piel de un ciclista. La DGT se ha propuesto el aumentar la seguridad de los usuarios de las bicicletas que ruedan sobre el firme de una vía compartida con vehículos motorizados, por lo que ha decidido modificar la normativa que hace referencia a la maniobra de adelantamiento de los coches o camiones, entre otros.

Hasta el momento, las leyes apuntaban a que se podía realizar dicho adelantamiento siempre en condiciones de visibilidad y permitiendo la invasión del carril contrario siempre y cuando la seguridad en dicho momento lo permita para dejar al menos un metro y medio de distancia respecto al ciclista o al grupo de ciclistas que se encuentren circulando en columna de a dos.

La Dirección General de Tráfico propone ahora una modificación de este apartado para hacer el adelantamiento más seguro, confirmándolo el propio Pere Navarro, director general de Tráfico, en una conferencia 'De la Seguridad Vial a la Movilidad Segura, Sostenible y Conectada' organizada por Executive Forum con la colaboración de Abertis Autopistas e Indra. El Real Decreto debería recoger que ahora la distancia mínima entre el vehículo y el ciclista debería ser de al menos 2 metros en lugar del 1,5 que se dejaba hasta ahora y además el conductor deberá reducir la velocidad en al menos 20 km/h respecto al máximo permitido por la vía en la que nos encontremos circulando en esos momentos.

Esto último significa que, si por ejemplo nos encontramos conduciendo en una carretera de velocidad máxima de 90 km/h, entonces deberemos reducir marcha hasta por lo menos 70 km/h para afrontar el adelantamiento. Con ello, obviamente se pretende reducir el nivel de estrés al que se ve sometido el ciclista cuando un automóvil lo adelanta a gran velocidad, así como el flujo de aire que se pueda generar y que puede desestabilizar al vehículo de dos ruedas.

Las medidas deberán ser tenidas muy en cuenta por los conductores, ya que además de ser vitales para reducir el número de accidentes que se producen en nuestras carreteras entre vehículos motorizados y ciclistas, también implicarán fuertes sanciones al ser considerada una infracción grave, con multas económicas de hasta 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet. En 2020 se contabilizaron hasta 36 víctimas mortales por accidentes de tráfico que involucraron a un usuario de la bicicleta.

Publicidad