Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SANCIÓN Y PENAS DE CÁRCEL

Esta es la grave multa a la que te enfrentas si tu coche lleva una pegatina falsa de la ITV

El Reglamento General de Vehículos establece la obligatoriedad de llevar este distintivo, pero ¿qué ocurre cuando circulamos con uno manipulado?

Publicidad

En varias ocasiones hemos tratado las sanciones aparejadas a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV): qué supone circular con ella caducada, con un resultado adverso o sin la pegatina. En esta ocasión vamos a poner el foco en esta última y en la multa que castiga el hecho de colocar en nuestro vehículo una pegatina de la ITV falsa.

Algunos conductores recurren a la pillería para evitar el paso por la ITV y, al mismo tiempo, mostrar (en apariencia) que sí han cumplido con sus obligaciones. Lo hacen manipulando las pegatinas de la citada inspección para que parezca que han superado la revisión correctamente cuando no es así. Algo sobre lo que la Justicia ha tomado un conjunto de decisiones que han creado una pauta para solucionar situaciones semejantes.

Consultar fecha de la ITV
Consultar fecha de la ITV | Centímetros cúbicos

Y es que la multa económica por lucir una pegatina de la ITV falsa en el parabrisas puede estar entre los 6.000 y los 12.000 euros. Sanción a la que se podría añadir una pena de cárcel de tres a seis meses ya que, según el Código Penal, estaríamos hablando de falsedad documental. Esta fue la condena del Tribunal Supremo para un conductor cuyo coche no había pasado la ITV en los últimos tres años aunque el distintivo que mostraba aseguraba estar al día.

La pegatina de la ITV

Tal y como recoge el Reglamento General de Vehículos, llevar la pegatina de la ITV (conocida técnicamente como V-19) es obligatorio. Una premisa que debemos cumplir con un objetivo: todos los agentes de los cuerpos de seguridad del Estado tienen que poder comprobar rápidamente que el vehículo circula de forma legal.

La ITV ayuda a la seguridad vial
La ITV ayuda a la seguridad vial | Sinc

Ignorar esta norma tiene consecuencias en forma de multa: el Artículo 18.1.5B del Reglamento General de Vehículos establece que es una infracción leve penada con una sanción de 80-100 euros. Sólo hay una excepción que nos permitiría circular (temporalmente) sin la pegatina de la ITV en nuestro parabrisas: una sustitución de esta pieza. Eso sí: lleva contigo el justificante de la operación y acude cuanto antes a la estación donde superaste la revisión para que te den una nueva.

Un distintivo que, además, tiene una ubicación concreta: el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior. Si carece de parabrisas, tendrá que ir en un lugar visible. Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es que sólo es posible llevar una pegatina colocada en nuestro coche: la de la última inspección. Acumularlas en el lateral del vidrio delantero no sólo es ilegal, también limita nuestra visibilidad a la hora de circular.

Publicidad