Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Defienden su condición de "sector estratégico"

España lidera una iniciativa europea para el impulso del automóvil tras el coronavirus

Doce países de la Unión han promovido una Declaración de Interés Común con el objetivo de desarrollar un plan europeo para la recuperación del sector del automóvil tras el efecto económico de la crisis por la COVID-19.

Fábrica de PSA

EFE Fábrica de PSA

Publicidad

El sector del automóvil, como gran parte de la economía, puede verse muy perjudicado por los efectos económicos de la crisis derivada del coronavirus. Por ese motivo, un total de doce países europeos, liderados por España, han promovido una Declaración de Interés Común para la puesta en marcha de un plan específico europeo para la recuperación de este sector. La Declaración ha sido impulsada por Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, España, Hungría, Italia, Letonia, Malta, Polonia, Portugal, República Checa y Rumanía, aunque está abierta a la incorporación de otros socios comunitarios.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo indicaron a Europa Press que la ministra Reyes Maroto defendió este viernes en Bruselas esta iniciativa, liderada por España, en la que se pone de manifiesto la necesidad de ayudar a la cadena de valor europea del automóvil, "como sector estratégico" y uno de los más castigados por la pandemia de la COVID-19. Maroto defendió que dicho programa asegure tanto la recuperación de la actividad del sector a niveles anteriores a la crisis como un impulso al crecimiento sostenible y su papel tractor para otros sectores económicos.

Un 10% del presupuesto para el sector

Estas declaraciones de la ministra están en línea con las realizadas el pasado martes por el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, que indicó que el Gobierno español pedirá que el 10% del plan europeo para hacer frente a la crisis económica que ha provocado la pandemia mundial del coronavirus se destine al sector automovilístico, ya que se trata de una industria "troncal" para toda la economía europea. Así, la Declaración destaca que la automoción representa una de las actividades "estratégicas" de la economía europea, ya que supone el 7% del PIB comunitario y el 12% de las exportaciones, con una inversión anual en I+D de 57.400 millones de euros.

La carta, firmada por los ministros de Industria de doce países, apunta que la industria automovilística tuvo que parar casi por completo su producción durante casi dos meses por la expansión de la COVID-19, con un impacto sobre el conjunto de la cadena de valor.

Esta situación, sumada a la paralización comercial y a la caída de la demanda, provocó "pérdidas significativas" a todos los grupos automovilísticos y también motivó la puesta en marcha de medidas masivas de recorte de empleo de carácter temporal. Todo ello en un momento en el que el automóvil estaba inmerso en un proceso de transformación hacia una movilidad más sostenible y acompañado de fuertes inversiones.

La misiva resalta la necesidad de dar "tiempo suficiente" a esta industria para alcanzar una completa recuperación, no solo a los niveles anteriores a la crisis, sino para posicionarse de cara a un crecimiento en el futuro. El plan, según los firmantes, debería centrarse en la recuperación de toda la cadena de valor, promoviendo la investigación y la innovación para acelerar la transición a un nuevo modelo de movilidad sostenible y debería contemplar medidas específicas para reiniciar la demanda de vehículos, especialmente los de bajas y cero emisiones.

Publicidad