Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Tan solo por detrás de Alemania

España, el segundo país de Europa en el que más ha aumentado el precio de la gasolina

España se posiciona como el segundo país de Europa en el que más ha subido la gasolina, considerablemente más que antes de la pandemia.

Gasolinera

DGT Gasolinera

Publicidad

Sin lugar a dudas, la pandemia se ha encargado de causar estragos en todo sector, y el del petróleo no iba a ser menos. Así se vio reflejado en el transcurso del año pasado cuando en España se desplomó considerablemente el precio del carburante, síntoma de que la situación económica era muy seria. Sin embargo, la gasolina vuelve a brillar por todo lo alto después de que se haya anunciado que España es el segundo país de Europa con el precio de combustible más alto.

Así se aprecio en el Boletín de Petróleo de la Comisión Europea, donde el único país que toma la delantera a España es Alemania. Muy de cerca le siguen Francia, Países Bajos e Italia, donde también se ha experimentado un considerable incremento del precio del carburante.

Con la pandemia, el transporte de petróleo se paralizó, lo que derivó en un importante declive de los precios de la gasolina en el mundo entero. Sin embargo, España se realza con unas cifras superiores incluso a antes de la llegada del COVID-19, estableciendo un precio que se incrementa respecto a entonces en 2,4 euros.

En la actualidad, el precio de la gasolina por litro se establece en 1,35 euros, mientras que el del diésel en 1,21 euros. Sin lugar a dudas, cifras que despuntan considerablemente respecto al año pasado que, a estas mismas alturas, los precios del combustible se posicionaban en 1,09 euros y 1 euro por litro respectivamente.

Esto se traduce en una subida de un 12,6% en lo que llevamos de año para el litro de gasolina y un 11,5% para el diésel. No es alentador, sobre todo teniendo en cuenta que estos precios se acercan a las cifras que veíamos en 2019, advirtiendo la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que esta tendencia podría implicar un coste extra de 180 euros a los usuarios españoles de un automóvil.

Teniendo en cuenta este contexto que se suma al recién presentado plan de consumo de luz, se prevé un verano con el carburante por las nubes, no abaratado así los desplazamientos en coche durante las vacaciones. Aunque más desolador resulta en Alemania, país que recordemos que se posiciona con el precio de carburante más alto de la Unión Europea con un precio de 1,54 euros por litro para la gasolina y 1,34 euros para el diésel.

Te puede interesar: ¿Por qué la subida del precio de la gasolina y el diésel te va a costar más de 200 euros en 2021?

Publicidad