Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

DIEZ SEMANAS DE SUBIDAS

En España llenar el depósito con diésel o gasolina es, cada vez, más caro

Ambos combustibles acumulan ya diez semanas consecutivas de escalada en los precios medios: la gasolina cuesta 1,227 euros y el diésel se sitúa en 1,108 euros.

Publicidad

Diez semanas consecutivas dibujando una curva al alza: este está siendo el comportamiento del precio del combustible en nuestro país durante los últimos dos meses y medio. Según los datos publicados en el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), el precio del carburante vuelve a situarse en máximos desde marzo cuando bajó debido al confinamiento decretado en el Estado de Alarma. Llenar el depósito es cada vez más caro.

La gasolina es, casi, un 7,4% más cara. Desde principios de noviembre acumula un incremento de hasta el 9,3%: no obstante, la semana pasada volvió a experimentar un repunte del 0,24% respecto a los siete días anteriores. Traducido esto a la práctica significa que, ahora, el litro de gasolina cuesta 1,227 euros. Por lo tanto, llenar un depósito de 55 litros cuesta 67,49 euros. Así las cosas, el litro de gasolina se mantiene es un 14,4% más caro si lo comparamos con los precios mínimos que registró en mayo de 2020.

El diésel, por su parte, también acumula una subida del 9,3% desde la segunda semana de noviembre. En la última semana su precio se ha incrementado un 0,18% para situarse en 1,108 euros el litro. Siguiendo con el ejemplo anterior, repostar un tanque de 55 litros al máximo cuesta 60,94 euros. Y en cuanto a la subida desde mayo de 2020, en este caso es de un 13%.

Las más baratas de la UE

Si centramos el foco en el primer mes de 2021, el precio de los carburantes ha vuelto a crecer: la gasolina se ha encarecido un 3,63% situándose en cifras semejantes a las que hubo durante la semana del 9 de marzo, antes de que se declarase el Estado de Alarma. Mientras tanto, el diésel se ha incrementado un 3,65% para aproximarse a los números del 23 de marzo cuando España vivía su primera semana de confinamiento.

A pesar de estas cifras, el precio del combustible que podemos repostar en los surtidores españoles está entre los más bajos de la Unión Europea (UE) y la zona euro. Las cifras medias del litro de gasolina son de 1,349 euros y 1,403 euros respectivamente y las del diésel se sitúan en 1,218 euros en la UE y en 1,242 euros en la Eurozona. La razón es sencilla: en España la presión fiscal del carburante es más baja que en el resto de Europa.

Publicidad