Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Ojo a estos elementos de tu coche: te pueden multar

4 elementos de desgaste de tu coche por los que te pueden multar

Controlar el desgaste de todos los componentes de tu coche es siempre una buena idea, y además te puedes librar de una multa

Los neumáticos Pirelli, antes de un Gran Premio

Reuters Los neumáticos Pirelli, antes de un Gran Premio

Publicidad

En nuestro vehículo contamos con numerosos elementos que trabajan de forma conjunta para que nuestros viajes sean placenteros y seguros en todo momento. Sin embargo, algunos de esos elementos, con el paso del tiempo y los kilómetros, se desgastan y necesitan ser reemplazados. Si no lo hacemos, pondremos en peligro nuestra integridad y, además, nos expondremos a ser sancionados por los agentes de Tráfico.

1. Neumáticos

Los neumáticos son, posiblemente, los elementos más importantes de nuestro coche. Al fin y al cabo, son las únicas piezas que componen el conjunto de nuestro vehículo que nos mantienen en contacto con el suelo. Su desgaste debe ser regular, contar siempre con la presión adecuada y, sobre todo, contar como mínimo con una profundidad de dibujo de 1.7 mm, el mínimo legal. Nos arriesgamos sino a una multa de hasta 200€.

2. Luces

A todos nos puede pasar, y podemos sufrir un fundido fortuito de una bombilla de nuestro vehículo, algo que es conveniente solucionar a la mayor brevedad. Circular con las luces de matrícula fundidas, por ejemplo, es motivo suficiente para una sanción de hasta 200€.

Tubo de escape echando humo
Tubo de escape echando humo | Centímetros Cúbicos

3. Tubo de escape

El tubo de escape es elemento encargado de expulsar los gases contaminantes producidos por el motor de tu coche previo tratamiento a través de catalizadores y filtros. Por eso, si circulas con el escape oxidado y dañado, con perforaciones, los agentes de la autoridad pueden, incluso, proceder a la inmovilización de tu vehículo tras sancionarte por ineficacia del sistema de escape de tu coche.

4. Parabrisas

El parabrisas como tal no se considera un elemento de desgaste, pero debido a su exposición a agentes externos cada vez que circulamos, es posible que se fracture alguna vez a lo largo de la vida útil del vehículo. Si nos ocurre algo así, deberemos proceder a su sustitución a la mayor brevedad, ya que nos exponemos a una sanción de hasta 150€.

Publicidad