Centímetros Cúbicos » Noticias

Una nueva solución a un problema de seguridad vial

El parabrisas que nunca se empaña: no es ficción, existe y ya está disponible

Un cristal empañado no es solo un incordio, también es un problema de seguridad vial.

Publicidad

¿A quién no le ha sucedido? Estás conduciendo tu coche y, tras modificar los ajustes del sistema de ventilación, tras empezar a llover o tras un rato circulando en condiciones de alta humedad, los cristales del vehículo comienzan a empañarse a marchas forzadas, creando una atmósfera en la que la visibilidad se ve claramente reducida en cuestión de minutos.

Se trata de una situación relativamente normal que, no por ello, deja de ser peligrosa: la reducción forzosa de la visibilidad y la necesidad imperante de tomar medidas para eliminar el vaho que se ha generado en los cristales, muchas veces en marcha, supone un riesgo para la seguridad vial. Muchos fabricantes han implementado ciertas soluciones para que el vaho no sea algo tan habitual en sus coches, pero ahora Ford ha presentado un sistema que promete eliminar al 100% el vaho, de manera que resulta virtualmente imposible que el cristal de nuestro coche llegue a empañarse.

¿Ficción? No, es una realidad que, de hecho, ya está disponible en algunos modelos de la firma del óvalo. El sistema se basa en una 'mini estación meteorológica' situada en el parabrisas, justo al lado del retrovisor interior. Esta estación está dotada de sensores que detectan la temperatura interior y las condiciones de humedad, estando además conectada con el sistema de climatización del vehículo.

De esta manara, y aunque tengamos el climatizador apagado, el sistema antivaho se pone de acuerdo con el climatizador para generar diferentes corrientes de aire, imperceptibles para los ocupantes, que se encargan de eliminar cualquier atisbo de humedad cuando ésta comienza a ser un riesgo para la formación de vaho en el parabrisas delantero, manteniendo así la visibilidad siempre al 100%.

Publicidad