Centímetros Cúbicos » Noticias

La lucha por ser el rey del Infierno Verde también se traslada a los sedanes

El Mercedes-AMG GT 63 S destrona al Porsche Panamera Turbo S en Nordschleife

Aunque todavía están lejos de bajar de la barrera de los siete minutos, las berlinas deportivas empiezan a acercarse a registros impensables hace un tiempo.

Publicidad

La lucha por ser el más rápido en el Circuito de Nordschleife se extiende a prácticamente todos los segmentos, por lo que a nadie le ha podido sorprender que hubiera fabricantes decidido a echarle el guante a la referencia entre las berlinas deportivas, el Porsche Panamera Turbo S. Le tocaba a Daimler devolver el golpe y para ello desplazaron una de sus unidades del Mercedes-AMG GT 63 S 2021 para cerrar unos impresionantes registros que se acercan a esa barrera de los siete minutos que hasta hace tiempo únicamente parecía reservadas para los deportivos.

El encargado de pilotarlo es quizás uno de los que mejor conoce el vehículo, el ingeniero de desarrollo de AMG, Demian Schaffert, el cual se encargó de conducir el AMG GT 63 S con los pequeños ajustes que ha realizado la marca durante los últimos meses, especialmente en el apartado de elastocinemática, algo que le permitió bajar su registro en 2,3 segundos respecto al intento anterior que realizó dicho modelo en otoño de 2018.

Debemos recordar que cada fabricante e incluso medios de comunicación suele utilizar distintos puntos de cronometraje, y esto lleva a que haya en ocasiones referencias distintas que producen confusión. El cronometraje comienza al final de la tribuna de la curva 13, y el reloj se detiene en la sección inicial de la misma tribuna, con un tiempo de 7 minutos y 23.009 segundos para completar los 20,6 kilómetros. En la segunda referencia, la de 7:27.800, que implica un recorrido de 20,83 kilómetros, toma como referencia el tiempo partiendo desde la propia curva número 13. Este último pretende ser el recorrido normalizado desde 2019.

Debemos recordar que el tiempo del Porsche Panamera había sido de 7 minutos y 25,04 segundos en el trazado de 20,6 kilómetros (7:29.81 en el segundo), por lo que el Mercedes-AMG le había mejorado en casi dos segundos su registro en un tiempo que estuvo marcado por unas condiciones meteorológicas de mucho frío y algunas humedades. El modelo cuenta con 630 caballos de potencia y estaba equipado con neumáticos, tracción integral variable AMG Performance 4Matic+, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 y el denominado como Aero Package. Todas ellas opciones disponibles en el configurador.

No sería por su parte el sedán de cuatro puertas más rápido de Nordschleife, honor que en principio le debería corresponder al Jaguar XE Project 8 después de haber establecido el año pasado un registro de 7:18.361, sin embargo, el resto de fabricantes no le da demasiada validez a dicho crono ya que el vehículo británico no disponía de fila de asientos trasera, mientras que el Mercedes apenas sustituyó el asiento del conductor por un baquet para aumentar la seguridad.

Publicidad