Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

TRUCO

El mejor truco para que tu coche diésel pase la prueba de gases en la ITV

Se trata del análisis de espectrometría de los gases de escape, una prueba que mide la cantidad de gases que expulsa el motor.

Publicidad

Si tienes un coche diésel y has de pasar la ITV, vas a tener que enfrentarte a una de las pruebas que más rechazos provoca. Se trata del análisis de espectrometría de los gases de escape, una prueba que mide la cantidad de gases que expulsa el motor, cuyo objetivo es lograr un valor de opacidad que se encuentre por debajo de un valor concreto. A continuación, te traemos un sencillo truco que te ayudará a conseguirlo.

En primer lugar, a la hora de pasar la prueba de gases es importantísimo que el motor esté bien caliente. Por ello, antes de acudir a la ITV es conveniente que recorras al menos 20 Km para que coja temperatura.

En ese recorrido deberás aprovechar para limpiar bien el sistema de escape. Para ello, lo ideal es salir a algún tramo de autovía donde poder acelerar y estirar el motor por encima de las 4.000 revoluciones por minuto.

Si tu coche tiene mucha carbonilla en el tubo de escape verás una gran humareda negra saliendo de la parte trasera de tu coche que irá desapareciendo a medida que vayas realizando acelerones. Con esto conseguirás expulsar gran parte de la carbonilla acumulada antes de realizar la prueba de gases

Publicidad