Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y que pueden ir a más

Las dos multas de la DGT por fumar que tal vez no conocías y que te pueden costar 200 euros

Existen diferentes distracciones a los mandos de un coche, pero tal vez aquellos conductores fumadores no sabían que podían recibir una multa por ello.

Publicidad

La reforma de la DGT está a la orden del día al modificar puntos sumamente importantes y endurecer ciertas sanciones. Ahora, Sanidad se une a velar por la seguridad en el automóvil pasando por la salud pública al intentar prohibir fumar en el coche, entre otros lugares. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico lleva desde hace tiempo persiguiendo a los conductores fumadores con dos multas que tal vez no conocías: una por arrojar la colilla y otra por suponer una distracción al volante.

Y es que el hecho de fumar no solo es perjudicial para nuestra salud, sino que puede suponer diferentes peligros para el medioambiente y para la seguridad vial. Es por ello que, en determinadas circunstancias, se nos puede sancionar con la consecuente multa por atentar contra la seguridad de otros usuarios y la naturaleza.

Al fin de cuentas, fumar implica encender un cigarrillo, lo que implica también apartar, al menos, una mano del volante si lo hacemos mientras conducimos. Esto conlleva una correspondiente distracción al apartar la vista de la carretera para buscar la cajetilla de tabaco, coger el cigarrillo y el mechero y encenderlo, lo que también supone usar las manos para otros menesteres que no están relacionados con la conducción.

De momento, la DGT no puede multarte por el mero hecho de fumar, pero si aplicar una sanción si esto produce una distracción. Y es que el 64% de los accidentes se producen por pérdida visual con la carretera, por lo que si un agente de la autoridad contempla una mala maniobra y es debido al ir fumando, esto puede conllevar una multa de 100 euros.

Sin embargo, lo que sí conlleva una sanción independientemente de que nos distraigamos o no es arrojar una colilla por la ventanilla. Debemos ser conscientes de que si llevamos a cabo esta acción tan incívica podemos poner en peligro a otros usuarios de la vía, ensuciar y lo más peligroso, provocar un incendio.

Así que si un agente es testigo de cómo un conductor tira una colilla por una ventanilla o se determina que la causa de un accidente o incendio es por ello, podemos recibir una multa de 200 euros y perder 4 puntos del carnet de conducir. Además, si se provoca un incendio forestal podemos experimentar penas de cárcel.

Publicidad