Centímetros Cúbicos » Noticias

Dos multas con el coche aparcado que desconocías

Estar dentro del coche no te libra: dos motivos para recibir una multa aparcado que no conocías

Las multas de aparcamiento son muy comunes en nuestro día a día, pero no todos conocen dos actitudes que son motivo de multa cuando estacionas tu vehículo.

Publicidad

Estacionar nuestro coche es una tarea que todos los que somos conductores estamos ya acostumbrados a realizar: todos tenemos la obligación de dejar bien aparcado nuestro vehículo cuando lo necesitemos. Si no lo hacemos, las consecuencias pueden ser variadas: desde una reprimenda del agente de turno hasta el traslado de nuestro vehículo al depósito municipal.

Todos conocemos algunas de las sanciones más comunes por estacionar de manera incorrecta nuestro vehículo, pero no todos sabemos que podemos estar cometiendo una infracción cuando abandonamos nuestro vehículo en determinadas condiciones o, incluso, cuando lo paramos en mala posición y nos quedamos en su interior esperando. Aquí van dos motivos para recibir una multa estando aparcado que posiblemente no conocías: VER VIDEO.

Te puede interesar: ¿Quieres ahorrarte 500 euros en multas? No olvides tu kit de seguridad

Antes de arrancar tu coche, repasa mentalmente si llevas todo lo necesario. ¿Carnet, permiso de circulación y tarjeta de la ITV? En esta lista faltan unos cuantos elementos que no vas a utilizar en cada uno de los trayectos, pero que resultarán fundamentales si sufrimos una avería o un percance. Además de ayudarnos, nos ahorrarán una multa que puede llegar hasta los 500 euros.

La Dirección General de Tráfico nos recuerda la importancia de revisar nuestro vehículo antes de comenzar un trayecto, sobre todo cuando éste es de largo recorrido. No obstante, este vistazo no se reduce a la presión de las ruedas o a su estado mecánico. Debemos comprobar que el llamado ‘kit de seguridad’ está completo y presente. O lo que es lo mismo: una serie de elementos recogidos en el Reglamento General de Circulación (RGC) como obligatorio.

Publicidad