Si tu vehículo lleva estacionado y parado desde el inicio del confinamiento, es probable que cuando vayas a utilizarlo este no arranque. Seguramente se deba a que la larga cuarentena ha dejado sin batería el coche.

Para solucionar esto puedes utilizar un arrancador automático para el coche. Se trata de una pequeña batería que podemos encontrar desde 30 euros, y que podemos llevar en nuestro coche para estas ocasiones.

Es similar a un Power Bank para móviles o ordenadores, pero con la característica de que podemos conectar dos pinzas. Este arrancador automático nos ofrecerá la electricidad que necesitamos para poder arrancar nuestro vehículo. Así funciona: VER VIDEO.

Y si la batería no está muy deteriorada, es posible incluso que podamos recargarla circulando durante un rato. O entonces ya sí, conectarla a un cargador de batería para recuperarla.

Quizás el miedo a tener que salir a la calle para tener que desconectar la batería es lo que ha hecho que el producto más vendido dentro de la categoría de motor sea este arrancador de coche que cuenta con su propia batería.