Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Centímetros Cúbicos

Discovery Sport: Último capítulo en la fabulosa historia de Land Rover

Discovery Sport: Último capítulo en la fabulosa historia de Land Rover

Publicidad

Es el número uno en ventas de la firma y el más querido por sus conductores. Esta nueva entrega, incorpora tecnología que puede sonar a película de ciencia ficción, pero, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? Todo comenzó en 1948, cuando los hermanos Wilks decidieron dar un mejor uso a los Jeep Willys que la Segunda Guerra Mundial había dejado en Reino Unido. Aprovecharon los chasis de estos y, junto con un ligero motor de gasolina y origen Rover, crearon el primer Land Rover.

Un todoterreno sencillo y robusto, fácil de usar y mantener. Esta fórmula, unida a su icónico diseño, se ha conservado hasta el cese de su producción, este mismo año. A lo largo de su vida recibió diversas actualizaciones y nombres, pero fue el de Defender, el que se mantendría a lo largo del tiempo. El éxito de Land Rover no deriva de un sólo modelo, pero sí de una filosofía que se iría trasmitiendo a cada generación. Pero el , resultaba demasiado tosco para un público que, cada vez buscaba más comodidad. Había llegado la hora de dar paso a un nuevo concepto.

Un modelo basado en el lujo, pero con las capacidades off road propias de la marca. El resultado: el Range Rover. Tanto el Defender como el propio Range se fueron haciendo famosos en expediciones tan conocidas como el Camel Trophy. Una cita anual que sometía a participantes y máquinas a las condiciones más difíciles. El protagonismo fue saltando de un a otro hasta que llegó el polivalente Discovery.

Porque hasta 1989 todo era blanco o negro, sin un punto intermedio entre el espartano Defender y el lujoso Range Rover. En ese momento los amantes de la aventura, buscaban un vehículo que uniese ambos extremos. Y este modelo lo hacía. Por un lado, aunaba toda la experiencia de la marca inglesa fuera del asfalto, y por el otro, las necesidades de quien busca un coche para utilizarlo a diario. Era un todoterreno para disfrutar en familia, con claros guiños en el diseño interior. La fila extra de asientos en el maletero, era un ejemplo.

Las posibilidades que ofrecía le convirtieron en un modelo de éxito; de ahí que con el tiempo surgiese la necesidad de dotar al Discovery de nuevas y diferentes versiones, como la más reciente denominada Sport, y la que le ha otorgado el prestigio suficiente para ser uno de los SUV compactos más versátil que hoy existe en el mercado. Sus dimensiones son algo más reducidas que la versión original, ya que este modelo comparte base con el .

Conserva los 7 asientos, configuración única en su tamaño y resulta más cómodo. Además, en él, permanecen invariables las aptitudes clásicas de la marca que se mejoran incorporando novedosos sistemas, como el All Terrain Progress Control, que permite determinar y mantener una velocidad constante en campo, entre 2 y 30 km/h. Pero la mayor diferencia con el modelo primitivo, aparte del tamaño y tecnología, es el diseño. Ahora hace honor a su apellido, con una imagen más dinámica y deportiva.

Publicidad