Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Un nuevo diseño de carretera que podría llegar a toda España

Dientes de dragón: la curiosa carretera experimental creada en Burgos

El MITMA pone a prueba un nuevo diseño de marcas viales para carretera en Burgos, buscando así mejorar la seguridad de la vía.

Publicidad

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha puesto en marcha un proyecto experimental en Burgos para poner a prueba un nuevo diseño de marcas viales para carreteras. El objetivo de este experimento es recabar datos y analizar las posibilidades de estos diseños para mejorar la seguridad vial, pudiendo dar el salto a otras carreteras españolas si los resultados obtenidos son positivos.

Carretera experimental en Burgos
Carretera experimental en Burgos | MITMA

En concreto se van a implantar dos nuevos diseños de marcas viales denominados como 'Dientes de dragón' y 'Líneas de borde quebradas'. En ambos casos se persigue el mismo objetivo, que es alertar a los conductores de la necesidad de reducir la velocidad de circulación ante la llegada a una travesía que requiere reducir la velocidad, un paso para peatones, una intersección o una zona de especial riesgo.

Carretera experimental en Burgos
Carretera experimental en Burgos | MITMA

Estos nuevos diseños buscan llamar la atención de los conductores y avisar de una forma clara de la proximidad de una zona de especial riesgo. Según señala el propio MITMA: "la percepción que se tiene de las marcas viales cuando se circula por la carretera es muy distinta de la obtenida en el diseño en papel. Además, la interpretación por parte de cada usuario es muy subjetiva". Y es precisamente por ello por lo que se está produciendo este primera prueba experimental en Burgos; para recopilar datos sobre su impacto en la circulación y evaluar cómo los conductores perciben estas marcas viales y como actúan ante ellas.

La instalación de estas nuevas marcas viales se ha realizado en la travesía de Nava de Roa (Burgos) en la N-122, entre los km 293,652 y 294,356. Sin embargo, su expansión a otros municipios de España podría ser solo cuestión de tiempo, pues de tener éxito esta primera fase experimental, su instalación en otras carreteras españolas tan solo requeriría el repintado de la calzada.

Publicidad