Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

POR SEGURIDAD Y FLUIDEZ

La DGT recuerda por qué debes circular por el carril derecho y, casi, olvidarte del izquierdo

‘Conducir encarrilado’ es una de sus últimas campañas desplegadas para recordar qué dice la normativa sobre la circulación por vías interurbanas.

Publicidad

Una de las últimas campañas que la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha es la que ha bautizado como ‘Conducir encarrilado’. Con ella busca hacer énfasis en la manera que circulamos por aquellas vías que, como mínimo, tienen un par de carriles para cada sentido. O lo que es lo mismo: conseguir que los conductores usen correctamente el carril derecho porque, según recuerda la DGT, “seleccionarlos con antelación y mantenerlos respetando las marcas viales también es circular seguro”.

Si atendemos a lo que dice el Reglamento General de Circulación, hay que circular por el carril derecho siempre… aunque parezca que esta zona de la calzada se ha convertido en un lugar prohibido para muchos conductores. La Dirección General de Tráfico recuerda que el izquierdo y los centrales (cuando éstos existen) sólo pueden emplearse para adelantar. Cualquier uso fuera de estas premisas se considera ilegal.

Carretera con coches
Carretera con coches | PIXABAY

Así lo establece el RGC: es obligatorio mantenerse en el carril derecho menos cuando vamos a rebasar a otro vehículo. Incumplir esta norma está considerado como una infracción grave y, en consecuencia, penado. La sanción la encontramos en el Artículo 80 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial: 200 euros sin pérdida de puntos en el carnet de conducir.

Los motivos de la DGT

La razón económica no es la única que esgrime la Dirección General de Tráfico. En sus redes sociales recuerda los tres motivos por los que tenemos y debemos usar el carril derecho.

Desplazamientos por carretera
Desplazamientos por carretera | Pixabay

Es para circular, no para dejar paso

Los límites de velocidad son los mismos en todos los carriles de la vía: no, el derecho no está destinado a los que van a un ritmo inferior al permitido. La misión de esa parte de la calzada no es la de permitir el paso a los vehículos que van más rápido sino la de acoger a todos los coches puesto que es lo que establece la norma y, además, facilita el tráfico.

Circulación más fluida

Hablando de circulación, la DGT insiste en que si todos los conductores cumplieran el reglamento y utilizasen el carril derecho, el tráfico de estas vías sería más fluido y ligero porque los usuarios no se verían obligados a modificar su velocidad para adelantar al resto.

No adelantar

Y por último, Tráfico regresa al punto de partida: el carril derecho no puede emplearse para adelantar. La razón es sencilla: si un vehículo circula por él o por los centrales estará obligando al resto a desplazarse por toda la vía para poder rebasarle. Algo que puede provocar situaciones de riesgo y, además, interfiere en la fluidez del tráfico.

Publicidad