Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

LAS OBLIGACIONES DE LOS CONDUCTORES

La DGT quiere saber dónde vives y te puede multar por ello

Los conductores debemos contar con una serie de documentos actualizados para que las administraciones puedan comunicarse con nosotros.

Publicidad

A la hora de conducir es fundamental el hecho de contar con una serie de documentos que debemos mantener actualizados. Hablamos no sólo de nuestro coche, que debe contar con, por ejemplo, un permiso de circulación actual y con una tarjeta de inspección técnica con todos los datos del vehículo actualizados, sino que también nos estamos refiriendo a los datos de la propia persona que está utilizando el vehículo.

Como ya sabes, un vehículo está matriculado a nombre de una empresa o a nombre de una persona física. En cualquiera de los dos casos, es necesario que exista una dirección postal, una dirección física, para que la Dirección General de Tráfico sepa básicamente dónde tiene que mandar sus comunicaciones en caso de que sea necesario. Por eso, cuando renovamos cualquier documentación personal (carnet de identidad, pasaporte o carnet de conducir) nos cercioramos de que nuestra dirección es correcta.

Mucha gente cree que simplemente al modificar datos como el empadronamiento o la dirección que aparece en el DNI es suficiente para que todas las administraciones públicas se den por 'enteradas', pero la realidad es que no es así. De hecho, desde la DGT nos recuerdan que es obligatorio e imperante que los conductores mantengamos nuestros datos siempre actualizados si no queremos tener un susto en forma de multa.

La DGT quiere saber dónde vives

De esta manera, la Dirección General de Tráfico quieren saber en todo momento dónde vivimos, pero tranquilos todos, no se trata de una suerte de 'persecución' ni nada por el estilo. Simplemente, es necesario que la DGT cuente con tu dirección actualizada en sus ficheros para poder comunicarse contigo de manera rápida y eficaz cuando se requiera, ya que la DGT no sólo te manda multas sino que es la encargada, por ejemplo, de comunicarse contigo si el fabricante de tu coche realiza una llamada a revisión.

Si has cambiado de domicilio, cuentas con un plazo de 15 días desde la modificación efectiva de tu domicilio para poder comunicar a la DGT este cambio en tus datos personales, tal y cómo se recoge en el artículo 10 del Reglamento General de Conductores: "Cualquier variación de los datos que figuran en el permiso o licencia de conducción, así como la del domicilio de su titular, deberá ser comunicada por este dentro del plazo de quince días, contados desde la fecha en que se produzca, a la Jefatura Provincial de Tráfico".

Comunicar el cambio de domicilio es un trámite gratuito, que puede llevarse a cabo a través de numerosos canales como por ejemplo el teléfono 060 o la Sede Electrónica de la DGT. No hacerlo puede suponer, además, la imposición de una multa que puede llegar a ascender a nada más y nada menos que 1.500€.

Publicidad