La DGT comunicó la semana pasada la puesta en funcionamiento de una nueva campaña especial de control del tráfico, que incidiría en esta ocasión en el mantenimiento de los diferentes vehículos analizados, poniendo especial hincapié en aquellos con más de 10 años de antigüedad, vehículos que multiplican las posibilidades de sufrir un contratiempo en carretera. VER VÍDEO.

Tras haber concluido la campaña hace unos días, la DGT ha comunicado ya los primeros datos estadísticos del resultado de la misma: durante los siete días de la campaña llevada a cabo por la DGT entre el 11 y el 17 de noviembre han sido controlados 183.838 vehículos de todo tipo, de los cuales han sido denunciados 10.121 por deficiencias que afectaban a la seguridad vial tanto propia como del resto de usuarios de la vía.

Sí, la falta de mantenimiento ha supuesto un grave problema que se ratifica con las cifras de esta campaña, ya que más del 5% del total de vehículos controlados ha recibido una denuncia por alguna deficiencia. El dato más preocupante llega de la mano de las inmovilizaciones: un total de 169 vehículos fueron inmovilizados en el momento de realizarles el control, de los cuales 58 eran turismos, 49 eran furgonetas y 52 eran camiones.

La ITV ha sido la falta más repetida entre los vehículos inspeccionados por las autoridades: un total de 4.457 vehículos han sido detectados circulando sin ITV, bien sea por estar caducada, ser desfavorable o, en el peor de los casos, ser negativa. Sorprende también el número de denuncias expedidas por no llevar la documentación obligatoria en el vehículo: 773 conductores han sido sancionados por ello, mientras que otros 414 vehículos han sido sancionados por deficiencias en los sistemas de alumbrado.