Centímetros Cúbicos » Noticias

CINCO SENTENCIAS

¿Aplica la DGT el margen de error en las multas de velocidad? La Justicia responde

Nuevo varapalo judicial para la DGT por no aplicar correctamente el margen de error en los radares de velocidad.

Publicidad

Los servicios jurídicos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) plantearon una serie de recursos con motivo de cinco sanciones en las que, desde su punto de vista, la Dirección General de Tráfico (DGT) no había aplicado correctamente el margen de sus radares en varias multas de velocidad. ¿El resultado? Cinco nuevas sentencias judiciales han estimado su planteamiento y han conseguido reducir a una tercera parte dichas multas. VER VÍDEO DE ARRIBA.

La DGT había impuesto a cinco conductores un castigo de 300 euros y la resta de un par de puntos en el carnet de conducir. Los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo número 1, 21 y 22 de Madrid, el número 2 de Vigo y el número 9 de Valencia han estimado que la multa que se debería haber puesto es otra. Según estas sentencias, ascendería a 100 euros y no se les quitaría ningún punto. La razón esgrimida ha sido la siguiente: “A la velocidad que aparece consignada en la foto hay que descontar el margen de error que tiene el aparato”.

El caso de Valencia

A esta decisión, según la AEA, se ha unido una petición de la Abogacía del Estado en un caso procesado en Valencia. Allí ha pedido al juzgado que “estime parcialmente la demanda planteada con relación a la aplicación de los márgenes de error atendiendo a las sentencias dictadas por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Valencia” para evitar una posible condena en costas a la Administración.

El protagonista de la sanción fue interceptado cuando conducía a 122 km/h en un tramo con un límite máximo de 90 km/h. Después de aplicar el correspondiente margen de error, la multa, según la Abogacía del Estado, debería ser de 100 euros sin descuento de puntos y no la que impuso la DGT: 300 euros y 2 puntos.

Te puede interesar: ¿Más furgonetas camufladas? La DGT podría estar usando más de las que pensábamos

La campaña especial de verano de la DGT se lanzó hace ya algo más de un mes, y lo hizo con el firme propósito de controlar el comportamiento de los conductores y minimizar en la medida de lo posible la siniestralidad en las carreteras, intentando prolongar la tendencia descendente de la primera mitad de 2020.

Para esta campaña especial de control en las carreteras la DGT anunció la puesta en marcha de las ya conocidas como furgonetas camufladas, furgonetas de tamaño medio, sin ningún tipo de elemento identificativo exterior, en la que viajan al menos dos agentes de tráfico. ¿Su propósito? Controlar el comportamiento de los conductores y detectar infracciones de tipo distracción, poniendo especial énfasis en las infracciones que tienen que ver con el uso del teléfono móvil al volante.

Publicidad