Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

¿Parón para la reforma de las etiquetas ambientales?

La DGT lanza un mensaje: las etiquetas ambientales pueden quedarse como están

Las etiquetas medioambientales se han convertido en uno de los temas estrella de la DGT, que lleva tiempo trabajando en una hipotética renovación que, ahora, puede detenerse de manera abrupta.

Publicidad

Las etiquetas ambientales llegaron sin hacer mucho ruido a nuestras carreteras y a nuestros coches hace ya varios años: en principio se trataba de un pequeño distintivo que se colocaba, opcionalmente, en los parabrisas de los vehículos menos contaminantes, cuyos propietarios recibían (de manera gratuita, por cierto) la etiqueta en su domicilio.

Mucho ha cambiado desde entonces, y las etiquetas ambientales, además de extenderse de manera notable por buena parte del parque automovilístico actual (tanto moderno como más antiguo), sirven tanto de argumento comercial para los fabricantes de automóviles como de método para restringir el tráfico o fomentar el uso de vehículos con un potencial contaminante menor.

La llegada de nuevas tecnologías por parte de los fabricantes, tecnologías como los sistemas de propulsión microhíbridos, ha provocado ciertas disfuncionalidades en el sistema de etiquetado ambiental, disfuncionalidades como el hecho de que un vehículo con un gigantesco motor V8 diésel o gasolina cuente con etiqueta ECO gracias a la instalación de un pequeño generador eléctrico con apenas un puñado de CV de potencia.

La DGT no tiene tan clara la reforma de las etiquetas

Es por ello que desde hace ya un tiempo la DGT junto con diferentes administraciones trabajan en la reforma del sistema de etiquetado ambiental para adaptarse a las nuevas necesidades de la industria. Con esta reforma, que aparentemente estaba a punto de ver la luz, se pretendía clarificar el escenario de etiquetas ambientales actuales, favoreciendo así a los vehículos menos contaminantes como los híbridos enchufables con amplias autonomías eléctricas, los coches eléctricos tradicionales y los pequeños urbanos con emisiones muy limitadas.

Ahora, según Pere Navarro, la llegada de esta reforma de las etiquetas ambientales no está asegurada, ya que según palabras textuales de Navarro "en los problemas de este país no están las etiquetas de emisiones". En cualquier caso, Pere Navarro ha afirmado que, cuando la reforma sea una realidad (algo que puede llevar más tiempo del previsto), su efecto no será retroactivo, por lo que los vehículos que actualmente cuenten con un distintivo, el que sea, no verán modificada su calificación.

Publicidad