La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 19,8 millones de desplazamientos de largo recorrido por las carreteras españolas con motivo de las Navidades, fechas para las que ha puesto en marcha un dispositivo especial con medidas de regulación, vigilancia y seguridad del tráfico para ayudar a que la movilidad sea fluida y segura. Este operativo se activará a partir de las 15.00 horas del viernes 20 de diciembre y finalizará a las 24.00 del lunes 6 de enero.

Como en años anteriores, la 'Operación Navidad' se desarrollará en tres fases, coincidiendo con las festividades propias de estas fechas. La primera fase, la de Navidad, se desarrollará del viernes 20 al miércoles 25 de diciembre. Para esta fase se prevén 6,8 millones de desplazamientos. La segunda fase, la de Fin de año, tendrá lugar entre el viernes 27 de diciembre al miércoles 1 de enero de 2020; y la fase de Reyes, la del final de la Operación, se desarrollará del viernes 3 al lunes 6 de enero.

Por tratarse de fechas invernales y propicias para celebraciones, la DGT recuerda que el conductor que vaya a realizar un viaje por carretera debe tener en cuenta las precauciones lógicas de seguridad vial, como por ejemplo no consumir bebidas alcohólicas ni otras drogas. En lo que a vigilancia y seguridad se refiere, Tráfico pondrá todos los medios humanos y materiales para priorizar, por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC), la vigilancia en carreteras convencionales, donde se produjeron el 85% de los fallecidos en las pasadas navidades.

También controlará la velocidad, tanto con los radares fijos como con móviles, bien establecidos en modo estático o embarcado en los vehículos de la ATGC; vigilará la circulación por medios aéreos a través de los 12 helicópteros y 11 drones de los que dispone la DGT, que advierte de que tres de ellos pueden sancionar. Asimismo, se realizarán controles preventivos de alcoholemia, a cualquier hora del día y en cualquier carretera; y se vigilará el uso del móvil y del cinturón con todos los medios disponibles (helicópteros, drones, 216 cámaras de alta definición y vehículos camuflados).

Con respecto a la gestión del tráfico, se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y tramos en determinadas carreteras; se establecerán y señalizarán itinerarios alternativos; se paralizarán obras; se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos; y se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días y periodos con más desplazamientos.

Para llevar a cabo todo este dispositivo, la DGT cuenta con los servicios de más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; todos los agentes disponibles de la ATGC y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.