Vivimos en una época en la que el coche eléctrico ha adquirido una relevancia hasta la fecha imposible de prever. Sin embargo, son muchos los signos que apuntan precisamente al coche eléctrico como la salvación más viable y menos 'traumática' para el coche privado tal y como lo conocemos hoy en día. Sin embargo, no todos opinan lo mismo, incluyendo al directo de la DGT, Pere Navarro.

Pere Navarro es conocido por sus declaraciones, en tono informal, en las que suele aportar su opinión en temas de relevancia para la sociedad. El coche eléctrico ha sido el tema de sus últimas opiniones, que, por cierto, no han podido ser más polémicas, levantando ampollas entre numerosos simpatizantes y usuarios del coche eléctrico.

Al director general de la DGT no le ha temblado la voz al calificar al coche eléctrico como de 'error', asegurando que 'cometimos el error de vender un producto que no teníamos en la estantería, no tenemos dónde enchufarlo y el precio es carísimo. Nos equivocamos todos'. Sin duda se trata de unas declaraciones muy polémicas, muy duras con el coche eléctrico y con sus infraestructuras de carga, con las que también se ha despachado a gusto al evidenciar que 'sin infraestructura de carga no hay coche eléctrico'.

¿Es verdad lo que dice Pere Navarro? Las cifras del mercado de vehículos eléctricos hablan por sí solas: en 2018 se matricularon casi 14.000 vehículos eléctricos, una cifra minúscula comparada con los casi 1.2 millones de vehículos que se matricularon el año pasado, pero que en sí mismas suponen un incremento del 61% respecto a 2017 según datos de ANFAC.