La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará este fin de semana una campaña especial de control de las carreteras frecuentadas por ciclistas con el fin de reducir la siniestralidad e incrementar su seguridad en una época del año en que se incrementa la presencia de usuarios de la bicicleta en las vías interurbanas.

Según informa la DGT, los agentes pondrán especial vigilancia en la distancia lateral de los adelantamientos, exceso de velocidad y maniobras antirreglamentarias, además de aumentar los controles de alcohol y drogas y las vías de acceso a las rutas más concurridas por ciclistas.

En lo que va de año han perdido la vida 15 usuarios de bicicleta, la mayoría en carreteras convencionales, aunque el mayor número de siniestros se produce en las vías urbanas.

Más de 8,5 millones de ciudadanos utiliza la bicicleta semanalmente (sin contar los que solo la usan los fines de semana) una cifra que va aumentado en el tiempo, según constata el último barómetro de la bicicleta de 2017.

Este incremento es notorio en el día a día de las ciudades, donde cada vez es más frecuente encontrarse con ciudadanos que utilizan este medio de transporte alternativo al vehículo privado para acudir al trabajo, a los centros de estudio o para realizar sus desplazamientos cotidianos.

Por el bien de todos: cinco normas de circulación que los ciclistas también tienen que cumplir