MÁS DATOS PARA MEJORAR LA SEGURIDAD VIAL

DGT 3.0 se estrena: ¿qué datos empiezan a mandar nuestros coches automáticamente?

La Dirección General de Tráfico ha anunciado la puesta en marcha de DGT 3.0, un nuevo paso en la seguridad de nuestras carreteras.

Publicidad

La Dirección General de Tráfico es uno de los organismos encargados de trabajar por la seguridad y la gestión de las carreteras españolas, una tarea ardua que supone muchas horas y muchos recursos. Con el paso del tiempo se han añadido nuevas herramientas para que los cuerpos que a diario vemos en la carretera, como por ejemplo la Guardia Civil, pueda llevar a cabo su tarea de manera eficaz y eficiente, algo que no siempre es posible.

Es cierto que en los últimos años se han añadido numerosos elementos que los conductores ya conocemos: hablamos, por ejemplo, de los drones, pequeños aparatos de vuelo sin tripulación que permiten tomar imágenes de manera rápida y sencilla, con un coste mucho más bajo que el de, por ejemplo, un helicóptero equipado con cámaras como los que todos conocemos, los míticos Pegasus. Los radares son cada vez más pequeños y ligeros, y los elementos de señalización, más inteligentes.

Nuestros propios coches son también más inteligentes y están más conectados, representando una importante fuente de datos que la DGT puede recopilar y utilizar en favor de la seguridad vial. Estas actuaciones están encuadradas dentro de lo que se conoce como DGT 3.0: una plataforma que permite mantener conectados en tiempo real a los distintos usuarios de la vía ofreciéndoles en todo momento información del tráfico en tiempo real.

DGT 3.0 ya es una realidad

Y es que DGT 3.0 ya es una realidad: la propia Dirección General de Tráfico ha comunicado que se ha llevado a cabo la primera prueba piloto de DGT 3.0, test que se ha llevado a cabo en la prueba ciclista 'Gran Fondo Ézaro-Fin do Camiño' celebrada el domingo en la Costa da Morte (Galicia).

Lo que ha podido testarse es el sistema de monitorización de pruebas deportivas de DGT 3.0 gracias a la utilización de balizas V2 conectadas en los coches de inicio y cola de la competición, así como de conos en las vías aledañas al trayecto del evento deportivo que emitieron información a la plataforma. Todos estos elementos emiten una serie de datos tanto de tráfico como de velocidad, así como de potenciales peligros en la carretera, permitiendo un tratamiento mucho más rápido de las posibles incidencias que lleguen a darse.

Cabe recordar que los datos recopilados por los vehículos y que terminan dentro del universo 'DGT 3.0' son completamente anónimos, y no son válidos con objetivos sancionadores, de manera que un conductor no puede recibir una multa por exceso de velocidad aunque haya sobrepasado los límites y esa información se haya enviado a los servidores de la DGT.

También te puede interesar: Cómo pagar una multa con la app miDGT

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad