Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

LA IMPORTANCIA DE LAS ROTONDAS

El defecto que no saben corregir 2 de cada 3 españoles al volante

El 10% de los accidentes suceden en estas construcciones.

Publicidad

Toda vez que los conductores españoles circulamos por carreteras más modernas y avanzadas y lo hacemos a bordo de vehículos más seguros e inteligentes, es evidente que la siniestralidad vial se ha reducido de manera notable en las últimas décadas, especialmente en los últimos 15 años, coincidiendo con, por ejemplo, la entrada en funcionamiento del carnet por puntos.

Sin embargo, con más de 40 millones de vehículos matriculados en España, que sucedan cierto número de accidentes de circulación parece casi una cuestión de estadística, una estadística contra la que luchan los fabricantes de automóviles y, evidentemente, también las administraciones públicas y privadas encargadas de gestionar el tráfico vial.

Una de las asignaturas pendientes en nuestro país es la de la educación vial: pese a que se está trabajando de manera intensiva en este apartado, la realidad es que muchos conductores aún siguen teniendo importantes problemas para gestionar ciertas situaciones al volante que, en principio, no deberían revestir mayor importancia. Es, por ejemplo, el caso de las rotondas.

La asignatura pendiente de más del 60% de conductores

Sí, las rotondas siguen siendo un punto clave la hora de circular con seguridad por las carreteras españolas. La Dirección General de Tráfico, también la Guardia Civil, insisten de manera constante en la importancia de aprender a circular por este tipo de construcciones que cada vez son más frecuentes en nuestro país pero que, aunque no lo parezca, ya tienen más de 45 años de vida en España: la primera se construyó en 1976.

A la hora de circular por una rotonda es importante contar con una serie de nociones básicas bien claras, que repasamos contigo:

- La prioridad la tiene siempre el vehículo que circula por el interior de la rotonda.

- A la hora de circular por el interior, puede -y debe- hacerse por el carril interior para, una salida antes de la nuestra, abandonarla siempre por el carril exterior.

- Es obligatorio señalizar nuestros movimientos dentro de la rotonda, así como nuestra intención de abandonarla. No es obligatorio hacerlo cuando vamos a entrar a la rotonda.

- No está permitido adelantar dentro de una rotonda, así como cruzar carriles.

- Un grupo de ciclistas representa una unidad completa que, por cierto, tiene prioridad, en el momento en el que uno de los ciclistas está ya dentro de la rotonda.

Publicidad