Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y otros casos también vetados

El curioso y anecdótico motivo por el que las matrículas no tienen vocales

La matriculación de vehículos en España avanza y con ellas diversos cambios en los que nunca han estado presentes las vocales pero, ¿sabes por qué?

Publicidad

Todos hemos jugado alguna vez en nuestra vida con las matrículas de los coches, seguramente para entretenernos durante esos largos y tediosos viajes. Y seguro que durante esos ratos de juego nos hemos preguntado: ¿por qué las matrículas de los coches no tienen vocales? Resulta que la respuesta a esta pregunta es sencilla, simple e incluso anecdótica, puesto que el motivo no es otro que evitar que se formen palabras malsonantes, acrósticos y acrónimos, pero espera, que hay más.

Y es que, al fin de cuentas, se puede desmarañar las razones por las que la Dirección General de Tráfico decidiese apostar por esta combinación de números y letras y no otra, así como algunas curiosidades como por qué tampoco hay Ñ o Q en las matrículas españolas.

Como hemos mencionado, la respuesta más rápida y breve sobre por qué las matrículas de coches en España no tienen vocales no es otra que impedir que se formen palabras malsonantes. Aún así, bien es cierto que, por puro azar, en algunas ocasiones se forman acrónimos y combinaciones sonoras cuanto menos curiosas. Y es que recordemos que, desde el 18 de septiembre del año 2000, los coches matriculados en España emplean placas con un identificador que combina cuatro números, desde el 0000 al 9999, con 10.000 combinaciones posibles , y tres letras, comenzando por BBB y terminando en ZZZ.

¿qué otros vetos existen en cuanto a matriculas se refiere?

Pero, ¿qué otros vetos existen en cuanto a matriculas se refiere? Empezando por las letras Ñ y Q, las cuales no pueden aparecer en las matrículas debido a lo sencillo que resultaría confundirlas la N, la O y el número 0. Por otra parte, la CH y la LL también fueron vetadas para evitar que se generasen matrículas con cuatro caracteres, siendo estas incompatibles con el diseño escogido.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que al decidir un sistema para estables un código de matrículas para coches no solo es importante evitar la formación de combinaciones malsonantes, sino también tener en cuenta que el código de matriculación tiene unas limitaciones. Y es que el primera sistema de matriculación implantado en 1900 tenía una limitación de un millón de coches por provincia; el sistema aplicado hasta el 2000 registró más de 29 millones de vehículos y en el caso de la codificación actual admite hasta 80 millones de vehículos registrados.

Publicidad