El Cupra Ateca ha recibido una esperada (y necesaria) actualización que se ha centrado en el diseño exterior e interior, la tecnología y la seguridad. Un lavado de cara que llega a mitad de ciclo para afrontar el resto de vida comercial que le queda y que veremos en las calles antes de que acabe 2020.

Vamos con el primero de los frentes que Cupra ha puesto al día: el exterior. Ahora, el Cupra Ateca es más largo y más bajo fruto de todas las novedades que estrena. En la parte delantera nos encontramos con un paragolpes nuevo y una parrilla dividida en dos: la superior luce un cromado oscuro y la inferior integra un difusor de aluminio oscuro. Las molduras laterales son de aluminio brillante y sirven para enmarcar un conjunto en el que también destacan las nuevas ópticas.

Lo mismo sucede en la parte trasera: el protagonismo es para los faros, que estrenan intermitentes dinámicos, y para las cuatro salidas del escape deportivo. Por otro lado, el Cupra Ateca cuenta con llantas de aleación de 19 pulgadas de serie y otros detalles en aluminio como las barras de techo y los retrovisores.

Cupra Ateca | Seat

Tecnología y seguridad

En interior la atención es para el puesto de conducción y su asiento tipo bucket, que ahora viene de serie. El volante de este SUV compacto también es nuevo y sigue la línea imperante del habitáculo interior, calidad y deportividad, y cierran el conjunto los pedales deportivos. Los detalles en cobre y aluminio se repiten por el salpicadero donde destaca un cuadro de instrumentos digital de 26 centímetros y una pantalla táctil de 23 centímetros.

Desde ella se accede al sistema de infoentretenimiento que hace del Cupra Ateca un modelo mucho más conectado. No en vano, a partir de ahora cuenta con una aplicación para el móvil con la que podemos controlarlo a distancia. En materia de conducción y seguridad estrena nuevos asistentes como el de pre-colisión, el de viaje, el de conducción con remolque o el control de crucero adaptativo, entre otros.

La misma mecánica

Donde no hay novedades es bajo el capó ya que el actualizado Cupra Ateca tiene el mismo bloque que el del modelo actual. Es decir, está equipado con un motor de gasolina 2.0 litros TSI de 300 CV y 400 Nm de par máximo. Un conjunto que se asocia con una caja de cambios automática DSG de doble embrague y siete relaciones y un sistema de tracción integral 4Drive.